(Tiempo estimado: 6 - 12 minutos)
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por Jorge L. Trujillo

 

¿Enseña la Biblia que María ruega por Nosotros?

Según el récord histórico las oraciones a María y los Santos fallecidos comenzaron en el cuarto siglo después de Cristo.  No hay información ni de Jesús ni de los fundadores del Cristianismo que los primeros cristianos hayan practicado tal cosa. Las rogativas a María son parte del Rosario, pero ese no fue introducido a la Iglesia sino hasta el séptimo siglo o más tarde. 

No obstante  eso, según las enseñanzas de la Iglesia Católica, la base para ‘rezar’ o ‘pedir ayuda’ a María se encuentra basada en el relato de las bodas de Galilea cuando se acabó el vino y ella se lo dijo a Jesús. Eso es suficiente para desarrollar una doctrina la cual ha servido a muchos de tropiezo en una real y verdadera relación con Dios. Pero preguntamos ¿De veras ensena ese pasaje que debemos rogarle a María? Veamos a continuación:

El relato de Juan 2 dice lo siguiente:

Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, 10 y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora. 11 Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

Hay varias cosas que podemos observar aquí:

  1. Estaban en la boda porque habían sido invitados tanto María la madre de Jesús, como Jesucristo y sus discípulos.
  2. De alguna forma María se enteró de que se acabó el vino:
    1. Ella no dice nada que alguien le pidió que hablara, pidiera o rogara con Jesús, simplemente se enteró de que no había vino.
    2. Ella le hizo el comentario a Jesús de que no había vino: “no tienen vino”
    3. Ella no le dijo a Jesús “haz vino” y no le pidió o rogó que “hiciera un milagro”
  3. Jesús acababa de ser bautizado y NUNCA había hecho ningún milagro. - Ese según dice el mismo relato sería su PRIMER milagro. (verso 11)
  4. Eso significa que María tampoco lo había visto hacer ningún milagro.
  5. María dijo a las personas que hicieran todo lo que él dijere. María quizás pensaba que el podría enviar a sus doce discípulos a comprar vino en alguna parte. Después de todo, eran suficientes hombres como para cargar el vino hasta la casa si fuese necesario.

Eso fue todo lo que ocurrió en esa ocasión. Saltar de eso a decir que Dios quiere que le pidamos a María es una reacción de desesperación para justificar lo que no está en la Biblia.

Pero veamos lo que NO dice el texto:

  1. No dice que María recibió la petición de alguien para que fuese a Jesús
  2. No dice que María tuvo a alguien que le pidiera que Jesús hiciera algo para resolver la situación
  3. No dice que María tuvo a alguien que le pidiera que Jesús hiciera un milagro
  4. No dice que María sabía que él iba a hacer un milagro
  5. No dice que María le pidió a Jesús que hiciera un milagro
  6. No dice que María le pidió que hiciera absolutamente nada
  7. No dice que María desde ese entonces en adelante sería ‘mediadora’ o ‘intercesora’ de todos.
  8. No dice que María desde ese momento alguien más viniese a ella para pedirle ayuda con para llegar a Jesús.
  9. No dice que María en todo el Nuevo Testamento haya recibido un lugar prominente.
  10. No dice que María ‘rogase’ por los que se acercan a Jesús en ninguna parte del Nuevo Testamento.

Que enseña el Nuevo Testamento sobre la intercesión:

  1. El Nuevo Testamento enseña que el Espíritu Santo intercede por nosotros cuando oramos porque no sabemos orar correctamente.
  2. El Nuevo Testamento enseña que Jesucristo es el único Mediador entre Dios y los hombres
  3. El Nuevo Testamento enseña que la obra de Jesús en el cielo es interceder ante el Padre por los que están en la tierra
  4. El Nuevo Testamento enseña que debemos confiar en que nuestras oraciones son escuchadas por Dios
  5. El Nuevo Testamento enseña que debemos de pedir, rogar o rezar (orar) directamente a Dios
  6. El Nuevo Testamento enseña que Dios es nuestro Padre y está dispuesto a escuchar nuestras oraciones porque somos sus hijos amados.

¿Significa que si algún cristiano ora por su bienestar está ocupando el lugar de Intercesor?

Hay varias cosas que debemos ver aquí:

  • La Biblia enseña que Dios escucha a la persona que ora directamente al Padre sin necesidad que otro lo haga.
  • La Biblia enseña que Dios siempre escucha sus hijos, aunque otros no oren por sus necesidades.
  • La Biblia no ensena que la oración de otros hace que Dios actúe más rápido o mejor.
  • La Biblia enseña que orar por otros cristianos es nuestro deber como cristianos.
  • La Biblia enseña que orar por otros muestra nuestro amor por los demás.

Que no enseña el Nuevo Testamento:

El Nuevo Testamento está compuesto de:

  • 27 libros en total
  • 4 son relatos ministeriales de Jesús
  • 1 libro contiene el relato de la vida y práctica de la iglesia naciente
  • 21 son cartas que contienen toda la doctrina cristiana
    • 14 son del Apóstol Pablo, enviado a los gentiles
    • 3 son del Apóstol Pedro, enviado a los judíos
    • 1 es de Santiago, el hermano de Jesús
    • 3 son del Apóstol Juan
    • 1 es de Judas el hermano de Jesús
  • 1 libro profético apocalíptico

Y contiene:

  • 22 oraciones en el Nuevo Testamento
  • 150 menciones de la oración en el Nuevo Testamento
  • Al menos 2 instrucciones de cómo orar

Sin embargo contiene:

  • 00 instrucciones de cómo rezarle a María
  • 00 instrucciones de cómo rezarles a los santos muertos
  • 00 ejemplos de cómo pedirle ayuda a María
  • 00 ejemplos de cómo pedirles ayuda a los santos muertos

_________________________________

 

¿Debemos orar a María?

La respuesta del Catolicismo Romano es que de la misma manera que usted le pide a otra persona que ore por usted, así también puede pedirle a María o los santos fallecidos que lo hagan (asumiendo que ellos escuchan todo lo que pasa en la tierra, o al menos responden cuando usted menciona su nombre).  Eso "suena" razonable y convincente hasta que comenzamos a hacer preguntas y considerar las cosas más de cerca y detenidamente, pero las oraciones a María son muy distintas a la manera en que se le pide a otro cristiano en la tierra.

El problema con la explicación del Catolicismo Romano radica en varios dificultades:

1. Cuando usted le pide a alguien vivo en la tierra que ore o ruegue a Dios por alguna situación, usted no se arrodilla frente a esa persona. No le pone velas al frente ni tampoco le hace rezos. Tampoco lo considera infaliblemente poderoso y capaz de convencer a Dios con su oración.

2. Cuando usted le pide a alguien vivo en la tierra que ore o ruegue a Dios por alguna situación o petición suya, usted dice por ejemplo "te pido que por favor ores por mí ya que estoy enfermo" o quizás en forma de pregunta "¿Podrías orar por mi enfermedad?" - La respuesta de esa pregunta o petición sería algo así: "sí, mi hermano o hermana, oraré por tí".

3. Cuando usted le pide a alguien vivo en la tierra, esa persona por lo general lo conoce a usted y sabe como pedir a Dios por su condición. También se hacen oraciones 'generales' como "por todos los hombres", "por los gobernantes", "por los huérfanos", "alivio por los cristianos perseguidos", etc.

Normalmente las oraciones hechas a María (y a los santos fallecidos) son largas letanías que van mucho más allá de una simple petición como veremos abajo.

Las oraciones a María la hacen o tratan como un ser divino (una diosa):

Cuando consideramos las "oraciones" dirigidas a María no son iguales a lo que usted hace cuando le pide a otra persona que ore por usted. Al contrario, lo que vemos es que estas le asignan cualidades divinas (de diosa), con poderes y acciones que solamente un ser divino puede tener y que de hecho, la Biblia asigna solamente a Dios.   Aparte de que se le adjudican "poderes infinitos" a María que solamente Dios tiene y puede hacer. Se le trata como si fuera omnipresente, omnipotente, y omnisciente:

preguntas sobre Maria

 Veamos algunos ejemplos de oraciones a María. Un sitio en línea que enseña como orar a María tiene estas oraciones:

"Salve, nuestra Reina y Madre bendecida. Traiste alegría cuando todo era tristeza, traiste la vida y esperanza que le disteis a la humanidad, Madre de nuestra alegría. Los hijos de la Eva pecaminosa, Eva sin Pecado, sé amiga de nosotros, los exiliados en este valle de lágrimas; envíanos fuerza y consuelo. Reza por nosotros, oh Patrona, sé nuestra Consolación. Llevanos a casa para ver a tu Hijo, Jesús, nuestra salvación. Estás, llena de gracia, amando como ningún otro, eres la Alegría del cielo y la alegría de la tierra, María, la mismísima Madre de Dios.

"Oración al Sagrado Corazón de María: Gentil Madre, Qué hermosa y dulce eres. Tu luz está por todas partes. No hay lugar en el que no pueda brillar. A través de ti se transforma la confusión en un mar bendito de tranquilidad. A través de ti haces que ocurran milagros de todo tipo. Madre sagrada de la dulzura y la sencillez, haces brillar vuestro poder en los miles de posibilidades en el mundo; En el corazón de los inocentes, En el corazón de los que tienen la culpa y el nombre, En el corazón de todos los que te aman. Tu poder es infinito. Madre Sagrada, me rindo a ti, a tu dulzura. Eres miel que fluye de mi corazón. Mia Mater, Luz de compasión, Salve".
 
Y si eso le parece algo extraño, que se le pidan cosas y se le asignen titulos que solo a Dios le corresponde, aquí hay una oracion de la mitad del tercer siglo que va dedicada a María y que es titulada Bajo tu protección:
Bajo vuestras entrañas de misericordia,
Nos refugiamos, Oh Madre de Dios:
No desprecies nuestras súplicas en tiempos de problemas:
Pero rescátanos de los peligros,
Sólo pura, sólo bendita.

Aquí tenemos también un ejemplo de una oración muy antigua hecha a San José la cual le asigna poderes y capacidades que ningún ser humano lo puede hacer:

"oh José, fortaleceme en mis labores y dame gracia".

Otra oración a San José, de igual manera le asigna poderes, capacidades y cualidades que solamente un ser divino puede tener:

San José, cuya protección es tan grande, tan fuerte, tan rápida ante el trono de Dios; pongo en tí todo mi interés y deseos. O San José, ayúdame con tu poderosa intercesión, y obtén para mí de tu Hijo divino todas las bendiciones espirituales, a través de Jesucristo, nuestro Señor. Para que, habiendo participado aquí debajo de su poder celestial, pueda ofrecer mi acción de gracias y homenaje a la más amorosa de los Padres.a St. José, nunca me canso de contemplarte, y Jesús dormido en tus brazos; no me atrevo a acercarme mientras El se acerca a tu corazón. Presiona cerca de él en mi nombre y besa Su hermosa cabeza y pídele que devuelva el beso cuando suspire mi último aliento. San José, patrón de las almas que se van, rece por mí.

 

En fin, es muy dificil para cualquier persona honesta, decir que rezar a María es lo mismo que pedirle a un hermano, o ni siquiera pedirle a tu abuelita que ore por ti. Tenemos suficiente base bíblica para afirmar que ‘orar’ o ‘rogar’ a María o los santos fallecidos no tiene base bíblica alguna sino que es una invención tardía y una añadidura que era extraña a los Jesucristo, a los Apóstoles y los primeros miembros de la iglesia por varios siglos. De hecho, es una abominación al cristiano bíblico e histórico la manera en que el Catolicismo Romano trata y se dirige a María. Eso no es 'rechazar' ni 'odiar' a María sino ser obediente a la revelación de Dios en su Santa Palabra. La mejor manera de honrar a María es no dándole un lugar ni otorgandole poderes que solamente le pertenecen a Dios. Ella no usurpó esa posición en vida, no lo hagamos en su muerte.

___________________________________________________

Escrito: 3 de junio de 2024.

Añadido: 3 de junio de 2024