Ministerios .:: Vida Eterna ::. Ministries 

Doctrina | Misión | Visión | Políticas | Búsquedas | Contactos | Enlaces | Foros | Chat | Biblia |English

Sola Gratia - Sola Fide - Solus Christ's - Sola Scriptura - Soli Deo Gloria

 



 

Una llamada Importante desde Tesalónica 
Aclarando 'cuando es' la Venida de Cristo
Por Jorge L. Trujillo


El pastor de la Iglesia en Tesalónica acaba de recibir correspondencia desde la ciudad de Corinto. “Pablo nos ha escrito de Nuevo, que bueno ¿que querrá decirnos?” se pregunta, “esta es la Segunda carta en tan poco tiempo”. Abre la carta y comienza a leer.  “Mira que bien está con Timoteo y Silvano”, dice para sí. Todo parece muy bien pero mientras lee, le surgen algunas preguntas. “Pablo nos da mas información y enseñanza pero me hace falta aclaración”. Sin perder mucho tiempo toma el telélefono y llama a Pablo en línea directa.  Suena el teléfono en Corinto… ring, ring, ring y Pablo lo levanta...

Pablo: Hola, habla el Apóstol de la Gracia

Pastor de Tesalónica: Pablo, que bueno que te encuentro. Mira estuve leyendo tu Segunda carta y tengo unas pregunta que hacerte, tanto de esta carta como de la primera, ¿tienes tiempo ahora?

Pablo: si hijo, con mucho gusto, ¿en que puedo ayudarte?

Pastor de Tesalónica: Es que mientras leía la primera parte de tu Segunda carta que dice así:

1 Tesalonicenses 2

6 Es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7 mientras que a vosotros, los que sois atribulados, daros reposo junto con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo. 9 Estos sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron; y vosotros habéis creído en nuestro testimonio.

Pastor de Tesalónica: Pues bueno me han surgido ciertas interrogantes, algo no me queda muy claro que digamos.


Pablo: ¿Pues cuáles son tus preguntas? Dime y te explico.


Pastor de Tesalónica: Dime Pablo, ¿Que va a hacer Dios con los que atribulan la iglesia?

Pablo: Pues de acuerdo a la carta “es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan,” (vs. 6)


Pastor de Tesalónica: Muy bien , pero ¿Que va a hacer Dios con los Cristianos que son atribulados?


Pablo: “A vosotros, los que sois atribulados, daros reposo junto con nosotros” (vs. 7a)

Pastor de Tesalónica: ¿Pero cuando ocurrirá la “atribulación de los que nos atribulan y el reposo de los Cristianos que somos atribulados”?


Pablo: Pues eso será “cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder” (vs. 8 )


Pastor de Tesalónica: ¿Pero Pablo con que así que es el mismo día?


Pablo: Exactamente el mismo día hijo.


Pastor de Tesalónica: Oh, ya voy entendiendo pero dime ¿Cómo se va manifestar el Señor Jesús desde el cielo?


Pablo: Cristo se va a manifestar “en llama de fuego” (vs. 8a), no lo leíste ahí donde lo escribí


Pastor de Tesalónica: Si Pablo lo estoy leyendo ¿Pero para que es el fuego?


Pablo: “para dar retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo.” (vs. 8b)


Pastor de Tesalónica: Pero tengo otra pregunta aquí. ¿Y que pasará con estos que no conocieron a Dios?


Pablo:“Estos sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (vs. 9)


Pastor de Tesalónica: De verdad que Dios es justo Apóstol Pablo, pero ¿Cuando será eso?


Pablo: “cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron” (vs. 10)


Pastor de Tesalónica: Pero aclara eso otra vez, ¿Eso será cuando venga en aquel día -- Así que los que no conocieron a Dios recibirán su tribulación de llama de fuego el mismo día que nosotros recibamos reposo de nuestra tribulación el mismo día cuando Cristo será glorificado en sus santos y todos los creyentes?


Pablo: Así mismo es, hijo, veo que eres buen estudiante!


Pastor de Tesalónica: Gracias Pablo, creo que tu eres buen maestro. Pero me queda una duda. ¿Pero nosotros no recibiremos el descanso 7 años antes de que el fuego consuma a nuestros enemigos?


Pablo: ¡Siete años antes! ¿De donde has sacado eso hijo? Lee bien lo que te he escrito y te darás cuenta de lo que estoy diciendo. Nos son siete años antes. Nuestro descanso será el mismo día que Cristo descienda del cielo en llama de fuego. Es mas te voy a repetir lo que te escribí para que te quede bien claro hijo. Oye bien, mi amado pastorcito,

6 Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Vez, mi querido hijo, ese mismo día nosotros, todos los creyentes recibiremos reposo y los pecadores recibirán su retribución. No dejes que te confundan hijo, recuerda que los falsos maestros andan por ahí inventando y añadiendo cosas a lo que yo he escrito. ¡Que bueno que me llamaste!


Pastor de Tesalónica: Gracias por tus aclaraciones Apóstol, yo por poco creo eso de los siete años, porque es que lo presentan tan bonito que cualquiera cae en el error. Pero tengo unas preguntas mas, ¿puedo seguir?.


Pablo: Pues adelante muchacho. Debo estar seguro que todo está claro, tal y como yo lo he escrito.


Pastor de Tesalónica: Pues sigo entonces. Lo que sigue dice esto:

1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él,(1) os rogamos, hermanos, 2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. 3 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,

Pablo: ¿Pues cuales son tus preguntas sobre eso hijito?


Pastor de Tesalónica: Pues es que algunos van diciendo por ahí que el día del Señor ya ha llegado y creo que la razón de tu carta es para aclarar ese asunto ¿no?


Pablo: Pues precisamente ese es el propósito, ¿hay algo que no entiendes?

Pastor de Tesalónica: Pues deja ver, tu comienzas diciendo esto: “pero con respecto a la venida del Señor Jesucristo, y nuestra reunión con el” ¿A que se refiere eso Pablo?

Pablo: Hijo, recuerdas la primera carta que te envié.


Pastor de Tesalónica: Si Pablo, claro que la recuerdo. La tengo aquí conmigo.

Pablo: Que bueno, pues eso de nuestra reunión con el, es lo que mencioné en aquella primera carta. Es la resurrección de los muertos y el arrebatamiento de los creyentes. Recuerda que dije:

“que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”

Pastor de Tesalónica: Si Pablo eso lo recuerdo, lo hemos hablado mucho acá en la congregación. ¿Entonces la Venida del Señor que mencionas en esta carta aquí: “Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él” es una referencia a la venida del Señor que hablaste en tu primera carta cuando ocurre el arrebatamiento?

Pablo: Así mismo es, veo que estas prestando atención. Esa es la Venida del Señor. Recuerda que escribí ‘Parousia’. Eso es Su presencia cuando el Venga.

Pastor de Tesalónica: Oh, que bien. Pero tengo otra pregunta. En esta carta tu nos hablas de la Venida del Señor y nuestra reunión con el. ¿Entonces, son esas dos cosas  ocurren el mismo día tal como lo dijiste en la primera carta?

Pablo: Si hijo, es el mismo día. Todo ocurre el mismo día, ya te lo dije antes. Te repito “cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder” Esa es la Venida de Cristo, la Parousia.


Pastor de Tesalónica: Muy, bien Pablo, pero si eso es así y estas hablando de la Venida del Señor y Nuestra reunión , ¿porque tu mencionas el día del Señor? Que tiene que ver una cosa con la otra, nos estas hablando del arrebatamiento en el día de su Venida y ahora nos metes en esto el día del Señor. ¿Que tiene que ver una cosa con la otra?


Pablo: Pero es que tiene que ver mucho hijo. ¿No te das cuenta que es en el día del Señor, cuando ocurre la Venida de Cristo y nuestra reunión con el en el arrebatamiento?

Pastor de Tesalónica: Si Pablo, pero hay unos que dicen por ahí que el día del Señor no tiene que ver con la Venida de Cristo y nuestra reunión con el. Ellos dicen que el día del Señor es solo para los incrédulos y nuestra reunión con Cristo en el arrebatamiento es en otro día distinto siete años antes de la Venida.


Pablo: Mira, mi amado hijo, no escuches lo que dicen otros y lee bien lo que te digo. El día del Señor es el día cuando Cristo vendrá por Segunda vez. Ese es el día “cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo.” Ese día los pecadores recibiran el justo juicio de Dios pero nosotros seremos arrebatados para no sufrir ese juicio de Dios.


Pastor de Tesalónica: ¿Pero no es el día del Señor un día de ira?


Pablo: Si lo es. Ese es el día cuando Dios se vengará de los pecadores y los juzgará, pero antes de que el fuego del cielo descienda, “Nosotros los que hallamos quedado hasta ese día seremos arrebatados juntamente con los muertos resucitados para recibir al Señor en el aire”. Antes que se derrame la ira de Dios nosotros seremos arrebatados, como les escribí en mi primera carta: “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”. Ese día será horrible para los pecadores pero será de gran gozo para nosotros los creyentes. Sobre ese día escribí "Cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron; y vosotros habéis creído en nuestro testimonio." ¿Vez que será un dìa de gozo para nosotros?


Pastor de Tesalónica: Si Pablo, pero es que algunos nos están diciendo que nosotros seremos librados de la ira siete años antes del que Cristo descienda del cielo y yo no sé porque pero ya yo me estaba creyendo eso. Y ahora tu me dices que la venida de Cristo y el arrebatamiento son en el día del Señor y no siete años antes.


Pablo: Y tu sigues con los siete años. A la verdad que no se como la gente se pone a inventar cosas sin fundamento, ¡que locura! ¿En que parte de mis cartas yo he hablado de siete años? En ninguna hijo, ¡en ninguna!


Pastor de Tesalónica: Si Pablo tienes razón, tu nunca has hablado nada de siete años, gracias por recordármelo. Ya me quedó claro que tu mencionaste el día del Señor justo después de hablar del la Parousia (venida) de Cristo y el Arrebatamiento porque todo ocurre el mismo día. Pero tengo otra pregunta.


Pablo: Pues adelante, ¿cual es la pregunta?


Pastor de Tesalónica: Tu dices que el día del Señor no ha llegado todavía sino que “no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición”. ¿Así que te refieres a que la Parousia (Venida) de Cristo y el Arrebatamiento que ocurren el día del Señor y por lo tanto este día no ha llegado porque primero tiene que venir la apostasía y la manifestacion del hombre de pecado?

Pablo Si, eso es lo que digo.


Pastor de Tesalónica: Pablo, perdóname pero nos dices que algo tiene que ser quitado del medio para que se manifieste el hombre de pecado. Y por aquí me dicen que es la iglesia. Que primero tiene que suceder el arrebatamiento y después que la iglesia no esté se va a manifestar el hombre de pecado por siete años, tu sabes bien que la iglesia impide la manifestación del hombre de pecado ¿o tu no crees eso?


Pablo: Óyeme, mi querido Pastor, Yo nunca he escrito semejante disparate. ¿De donde sacaste tu eso porque de mis cartas no fue? Recuerda que ya te dije que el mismo día cuando Cristo se manifiesta “en llama de fuego desde los cielos para dar retribución a los que no obedecen a la verdad” ESE MISMO DÍA nosotros recibiremos descanso juntamente con vosotros los creyentes. Porque se te olvida, leelo de Nuevo y vuélvelo a leer, hijo.


Pastor de Tesalónica: ¿Así que la iglesia no va a ser arrebatada antes de la manifestación del hombre de pecado sino que estará aquí hasta después que eso suceda y hasta la Parousia del Señor?


Pablo: Así es hijo, primero viene la apostasía y se manifiesta el hijo de perdición y luego viene el día del Señor y ese día es el “de su venida y el de nuestra reunión con el”. Nosotros seremos arrebatados para no recibir la ira de Dios ese día.


Pastor de Tesalónica: Oh, ya veo así que el arrebatamiento no puede ocurrir antes sino después que sea manifestado el hijo de perdición. Eso está claro Pablo. ¿Pero después que se manifieste el hijo de perdición, nosotros seremos arrebatados y el hijo de perdición estará en la tribulación por siete años, verdad?


Pablo: ¿Siete que!!? Ningún siete años, no te das cuenta que cuando ocurra la Venida del Señor (Parousia), el hijo de perdición será destruido. Lee lo que te escribí y olvídate de lo que otros dicen hijo. Mira te lo voy a leer yo mismo “Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida (Parousia)”.


¿Ves? Cuando yo dije “Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él” me estaba refiriendo a este evento, la Parousia. Como vez, te dejé bien claro que cuando ocurra la Parousia (Venida) de Cristo, después de la manifestación del hombre de pecado “el Señor [lo] matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida (parousia)”.


Pastor de Tesalónica: Así que el resplandor de la Parousia (venida) de Cristo destruirá el hombre de pecado! Sabes Pablo eso me recuerda lo que hablamos anteriormente sobre tu carta donde escribiste esto:

“cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Asi que el hombre de pecado será destruido por el resplandor de la Venida de Cristo igual que los desobedientes que recibirán su retribución por no conocer a Dios ni obedecer al Evangelio cuando Cristo se manifieste desde el cielo en llama de fuego. Y Pablo, ¿si el hombre de pecado es destruido con el resplandor de la venida de Cristo, el mismo día que nosotros recibimos descanso siendo reunidos con Cristo en el aire, no puede haber tribulación de siete años, verdad?

Pablo: Claro hijo, no puede haber tribulación de siete años después del arrebatamiento pues ya el hombre de pecado va a estar destruido con el resplandor de la venida de Cristo. A la verdad que la gente son muy creativas en sus inventos pero la palabra de Dios no puede ser torcida, tiene que ser creída como ha sido escrita. Cree tu lo que te he escrito y olvídate de lo que digan otros, ya Dios tratará con ellos.

Pastor de Tesalónica: Querido Pablo, no sabes cuanto te agradezco que me hallas ayudado con mis preguntas, te doy gracias siete veces.

Pablo: ¿Siete que? Bueno mi hermano Pastor, soy yo quien agradece tu llamada. Sabes todo está ahí bien escrito y muy claro. El problema está en que a veces la gente inventa cosas y las quiere meter a la fuerza sobre lo que se ha escrito. No seas engañado hijo. No sabes cuanto me alegro que al fin tengas esto claro, olvídate de esos siete años y por si acaso, no prestes atención a la mitad de siete (tres y medio) tampoco, y cree lo que te he escrito, no ni siete ni son tres y medio y si por casualidad te mencionan mil años, ni lo pienses.

Pastor de Tesalónica: Muchas gracias Apóstol. ¿Pablo, sabes como se titula el mensaje de esta noche?

Pablo: ¿Cuál es el titulo?

Pastor de Tesalónica: ¡El Arrebatamiento es en el día del Señor!

Pablo: Muy bien hijo.

Pastor de Tesalónica: Gracias Pablo. Dales saludos a Timoteo y Silvano de mi parte y también a los hermanos de Corinto. Dios te siga bendiciendo y dando vida y salud para que nos sigas ayudando a entender estas enseñanzas tan importantes. Hasta la próxima.

Pablo: Hasta la próxima hijo, un abrazo a todos en Tesalónica. Recuerden Saludad a todos los hermanos con ósculo santo.

Pastor de Tesalónica: Pablo solo quería hacerte otra pregunta ¿Qué es lo que lo detiene?

Pablo: Bueno, esa la dejamos para la próxima, pero recuerda NO ES la iglesia.

Así terminó la llamada del Pastor de Tesalónica al Apóstol Pablo en Corinto. Que triste que los otros pastores no llamaron para aclarar el asunto.


1 Tesalonicenses 5

9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,


 

Copyright/Derechos ©2003 Jorge L. Trujillo
Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

{http://www.vidaeterna.org |  http://www.vidaeterna.net  | http://www.vidaeterna.es }  

-------------------------*---------------------------

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien lo desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al ariticulo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

Escrito: 07/27/2003


Hit Counter