gototopgototop
Significado del Arbol de Navidad PDF Imprimir Correo electrónico
Preguntas y Respuestas - Vida Cristiana

¿Hay algún significado presente del árbol navideño?


Cristo es quien cambia el dolor en risa, las tinieblas en luz y la muerte en vida.  Solo en Cristo la desesperanza se torna en esperanza y la mentira es cambiada por la verdad.  La celebración del nacimiento de Cristo es otra evidencia de que él es rey del universo y que conquista los pueblos y naciones para su gloria. Dios está redimiendo al mundo para su gloria y eso es lo que vemos cuando se reclama no solamente el corazón de los hombres sino también sus costumbres para la gloria y alabanza de Cristo.

Tal como muchas palabras, frases, tradiciones y  tantas  otras costumbres han cambiado de significado, hoy día los árboles decorados en la época de fin de año también han cambiado de significado. Independientemente de cuál haya sido la historia de su origen (las cuales hay muchas), pensamos que el árbol de navidad es evidencia poderosa de que Cristo ha ganado y el diablo ha perdido.  Los cristianos lo llaman el árbol de “la navidad”.  Navidad significa ‘nacimiento’, particularmente el nacimiento de Cristo y por eso el árbol de navideño es utilizado para representar a Cristo, el verdadero árbol de vida. La lengua inglesa lo llama “Christ-mas Tree”. Es el “árbol de Cristo”.  La iglesia ha hallado en la creación el árbol de pino es un símbolo apropiado porque es propio de la naturaleza de Cristo mismo.

En el hemisferio norte, donde se encuentra Israel, durante el tiempo y el lugar del nacimiento de Cristo, con la llegada del fin del otoño y el principio del invierno muchos árboles pierden sus hojas, pero el árbol de pino permanece verde.  Aun en medio del frio y la sequía se pueden ver los arboles de pino retoñando entre la fría nieve. Creemos que la Biblia demuestra que Cristo es representado por el árbol de la vida:


 

Revelación 22:2 En medio de la calle de la ciudad y a uno y otro lado del río estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos,  dando cada mes su fruto;  y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.[3]

 

También se dice que él es la rama que renace en medio de un tronco seco: Saldrá una vara del tronco de Isaí;  un vástago retoñará de sus raíces (Isaías 11:1 ). El verde del árbol de navidad en medio de frío invernal nos recuerda como Jesús nació para traer vida a los hombres.   Es símbolo de la esperanza de que el invierno no durará para siempre sino que vendrá la primavera.  Tal como lo representa el árbol navideño lleno de luces. Con el nacimiento de Jesús se hizo realidad que Cristo es nuestra esperanza, la luz que vino a este mundo (Juan 1).  La estrella puesta sobre el árbol nos recuerda los magos de oriente que vinieron a adorar a Jesús trayendo con ellos presentes y regalos.  Esa luz resplandeciente, esa estrella de la mañana y sol de justicia no es otro que el verdadero Cristo, el rey del universo y señor nuestro.

 

Tal como Pablo indicó que “el dios desconocido” a quien los griegos adoraban era el verdadero Dios del universo, creador de los cielos y la tierra, nosotros podemos hacer lo mismo, llevar los pueblos a la adoración, no de un árbol sino de aquel que es el verdadero árbol de vida y fuente de salud y esperanza para todos cuantos se acercan a él.


No pensamos que Dios se disguste porque le digamos al mundo que Cristo es “el árbol de la vida”, que trae sanidad a las naciones, que pongamos luces y cantemos “gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz; buena voluntad para los hombres”.  Ningún cristiano que pone un árbol navideño lo hace para adorar el árbol ni mucho menos pensando en los demonios ni en una deidad pagana. Al contrario, lo hace para alabar y glorificar a Dios y darle el honor como solamente el merece. Como dijimos antes, Dios cambia las tinieblas en luz.  La navidad es un tiempo para recordarle al mundo que Dios cumple sus promesas, que Dios se hizo hombre y que su luz alumbra el mundo.

J.L. Trujillo

 

Diciembre 26, 2010.

 
Joomla School Templates by Joomlashack