gototopgototop
Elección de Ministros y Evangelistas PDF Imprimir Correo electrónico
Preguntas y Respuestas - La Iglesia (Gobierno, Historia)

Preguntas:

 


Me estoy iniciando en la vida cristiana y tengo algunas preguntas que hacer le agradezco su instrucción. ¿Quienes son los evangelistas y ministros, como son elegidos? ¿Como son elegidos los pastores y como son? Gracias.


 

¿Quiénes son los evangelistas y cómo son elegidos?

Los evangelistas son aquellos dedicados a la predicación del evangelio. Desde un sentido amplio todos los cristianos son evangelistas porque todos de una forma u otra compartimos el evangelio entre nuestros conocidos, amigos y familiares.  Hay sin embargo un sentido estricto en que el titulo de evangelista es utilizado. Estos son aquellos que se dedican mayor tiempo a predicar el evangelio. Algunos evangelistas predican en las calles, de casa en casa o en campañas de evangelismo en las distintas congregaciones. Otros evangelistas se dedican al de evangelismo las masas en estadios y parques de las distintas ciudades y a veces internacionalmente en distintos países.

En las iglesias cristianas evangélicas (lo cual incluye un amplio espectro de denominaciones), los evangelistas son por lo general 'descubiertos' dentro de la comunidad cristiana al darse cuenta que hay entre ellos algunos que tienen capacidad y deseo intenso para predicar la palabra de Dios a los inconversos (no cristianos).  Muchos evangelistas se les da la oportunidad para que hagan campanas y cultos de evangelización, etc.  Otros se 'auto descubren' y comienzan a predicar, normalmente siguiendo un fuerte llamado interno al evangelismo.  Muy a menudo estos predicadores son también reconocidos por la iglesia o iglesias y asi comienzan a ejercer su ministerio.

¿Quiénes son los  ministros y cómo son elegidos?

Aunque los evangelistas son “ministros” porque ministran la palabra de salvación, los ministros son más estrictamente hablando los 'pastores líderes' de las congregaciones locales que se dedican a la enseñanza y cuidado de los miembros así como de la ministración de los sacramentos (comunión o santa cena y el bautismo de nuevos miembros). Sobre la elección de los ministros la respuesta está abajo.

Por lo general los pastores son ministros aunque en muchas iglesias es posible ministrar la palabra sin ser oficialmente pastor o "ministro ordenado".  Sobre la elección de los ministros, esto varia de iglesia en iglesia.  Cada denominación (o concilio) 'evangélica' tiene requisitos similares en muchas áreas pero no exactamente iguales en otras.  En algunas iglesias independientes los pastores o ministros son 'autodenominados'.  Muchos salen de otras congregaciones y abren iglesias las cuales ellos mismos pastorean.  En estos casos los 'requisitos' no son exigidos por nadie.  En casos como esos los requisitos los establece la congregación y están limitados a la conducta moral del pastor.  Ya que en estas iglesias independientes no hay un cuerpo de supervisión por encima del pastor, si hay un caso de fracaso moral por parte del líder, los miembros que no están de acuerdo tratan de quitar el pastor y poner a otro o se van de la iglesia a otra.  A veces ocurre que el pastor independiente con el problema moral si es expulsado por los miembros se va y abre otra congregación nueva donde trata de reclutar los miembros de la previa congregación.

Sin embargo, la Biblia pone una serie de 'requisitos' que deben ser llenados por aquellos que han de tomar puestos de liderazgo y autoridad en la iglesia.  Aunque hay iglesias independientes que son serias y cuentan con un cuerpo gobernante que vigila cuidadosamente el que los líderes de la iglesia llenen los requisitos bíblicos, pienso que la mejor manera de estar seguros que los ministros o pastores de las iglesias llenan los requisitos es de la manera que funcionan las denominaciones o concilios.  Pero cabe aclarar que en muchos concilios evangélicos no se tomaba mucho en cuenta la preparación bíblica de sus ministros. En muchas ocasiones solo se requiere alguno que otro estudio en un instituto bíblico mientras que en otros casos ni siquiera eso.  Solo una conducta moral y cierto grado de ‘madurez espiritual’ y carisma era suficiente para poner a alguien al frente de una iglesia.

Otros ministros y pastores aunque tienen títulos académicos y ministeriales (como doctores, obispos, y apóstoles etc.) en realidad carecen de mucho conocimiento bíblico necesario para dirigir y enseñar una iglesia y esta ha sido en gran parte la debilidad de gran parte del movimiento evangélico. En algunos casos, los doctorados ni siquiera están relacionados con el estudio bíblico.  Con esto no quiero decir que todos los pastores tengan que tener un grado doctoral en teología pero deben poseer el conocimiento necesario para ejercer tal función.  Aparte de llenar los requisitos morales también es necesario llenar los requisitos académicos igualmente establecidos por la Biblia.  Para asegurarse de esto los concilios someten a sus candidatos a exámenes de conocimiento bíblico, evidencia de madurez espiritual y evaluaciones de carácter y personalidad rigurosas antes de ordenarlos al ministerio.

Por todo lo expresado arriba es muy importante ser cuidadoso a la hora de escoger una iglesia y de estar bajo la guía espiritual de alguna persona.  Nosotros somos miembros de la denominación cristiana conocida como "Iglesia Presbiteriana en América" (PCA: Presbyterian Church in America).  En esta denominación los ministros deben llenar todos los requisitos bíblicos de carácter, nivel espiritual y conocimiento bíblico antes de ser ordenados al ministerio. Eso significa que deben cursar estudios y ser sometidos a la vigilancia y evaluación de otros ministros antes de ser ordenados al ministerio. Aun después de ser ordenados, los ministros deben someterse al escrutinio y la continua evaluación de su carácter y enseñanzas para asegurarse que están en línea con la Biblia que es la Palabra de Dios. 

La palabra 'presbiteriana' se deriva de la palabra griega y tiene que ver con la forma de gobierno en nuestras iglesias. (Presbuteros = ancianos) donde el poder no radica en una sola persona sino un un grupo de hombres (o ancianos) espiritualmente capacitados y quienes después de llenar los requisitos son elegidos por la congregación.  Estos hombres junto con la congregación eligen al pastor o ministro de la iglesia y vigilan su comportamiento y enseñanza a la vez que se someten a su autoridad, consejo y guia espiritual.

 

Enalces para más lectura:

 

J. L. Trujillo

8 de Diciembre, 2012

 
Joomla School Templates by Joomlashack