gototopgototop
¿Son la carne y la sangre de Cristo literales o simbólicos? PDF Imprimir Correo electrónico
Preguntas y Respuestas - Sacramentos/ Ordenanzas

¿Que quiso decir Jesus cuando dijo "este es mi sangre... mi cuerpo?

Por Jorge L. Trujillo


 

Leyendo todo el capítulo 6 de Juan veo con mi poco entendimiento que realmente ¡es literal!! y más cuando se analiza al final del capítulo que algunos discípulos abandonaron al señor después de su discurso, y que Pablo en 1 corintios 11,23-29 le da un valor sobrenatural de vital importancia, puede decirme Ud. hermano porque y cuando se determino que era "simbólico" ¿Qué dicen los escritos de los primeros cristianos, la iglesia primitiva?, que creía Martín Lutero? en que textos se basa esta interpretación? ¿Es realmente simbólico o es tan solo como lo dice Ud. en su página sobre el bautismo tan solo un deseo de contradecir a los católicos?  



Estimado hermano,

Sobre Juan 6 creo que te refieres a la santa cena y si en verdad el pan es 'carne' literal y si el vino es 'sangre' literal. Con relación a lo que Cristo dijo: 

51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. 52 Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? 53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. 55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. 56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. 

Ha existido cierta controversia sobre ese tema durante varios años en las distintas iglesias y denominaciones con referente a la santa cena también llamada ‘comunión’ o ‘eucaristía’ (acción de gracias).  La Iglesia Católica Romana desde 1215 AD con el papa Inocente III cree en lo que se conoce como la 'transubstanciación'.  Ellos dicen que después de ser presentado y bendecido, el pan se convierte en carne real de Cristo y el vino en la sangre real de Cristo  y que por lo tanto cada 'misa' es un 're-sacrificio' de Cristo pero a nuestro entender tal interpretación no es correcta.   La santa cena con el pan y el vino como sus principales ingredientes fue instituida 'antes' de que Cristo muriera en la cruz y no hay razón alguna por la que deba tomarse las palabras de Cristo como 'literales'. En otras ocasiones en el mismo libro de Juan Cristo dijo "yo soy la luz" (Juan 8:12); "yo soy la puerta" (Juan 10:9); "yo soy el camino" (Juan 14:6) y "yo soy la vid" (Juan 15:5) dando a entender verdades 'espirituales' que deben ser tomadas de esa manera.  Lo mismo ocurre cuando se refiere a que debemos de tomar su sangre y comer su carne.  En el Antiguo Testamento había una comida similar a esta la cual era conocida como la cena pascual donde los israelitas comían un cordero y tomaban vino. Esa cena 'simbolizaba' la muerte de Cristo en la cruz aunque ellos no lo entendían pero cuando participaban de esa cena, estaban participando 'espiritualmente' del cuerpo de Cristo.  

Muchos grupos evangélicos creen que la cena es solamente un 'simbolismo' o 'memorial' muy sagrado pero que no imparte bendición alguna a quien lo recibe.  Los Luteranos creen en algo llamado 'consubstanciación' en la cual la presencia real de Cristo acompaña 'localmente' los elementos.  Finalmente existe la visión Reformada que a mi entender es la más correcta ya que es un balance que toma verdades de ambas partes sin llegar a los extremos.  Desde este punto de vista la Cena es un acto 'simbólico' y 'memorial' pero es más que eso.  La presencia espiritual de Cristo acompaña los elementos pero no está atada 'localmente' a estos.  Los elementos siguen siendo pan y vino. Es un acto de festivo y de celebración (1 Corintios 5:7-8) pero a la misma vez de gran seriedad que no debe ser tomado ligeramente (1 Corintios 11:26-27) y por lo tanto nos trae 'bendiciones' cuando se toma fiel (con fe) y dignamente pero nos puede acarrear 'juicios' cuando no se hace de esa forma. No debe ser tomado como un mero simbolismo sin valor espiritual alguno para el que participa.  

Es un acto que por su santidad al ser instituido por el mismo Señor, por su importancia al impartirnos la presencia de espiritual de Cristo (1 Cor. 11:24) y por las bendiciones que nos imparte a los que participamos es llamado 'sacramento'.  Siendo que la Biblia  expresa las consecuencias de tomarlo indignamente (1 Cor. 11:27-29) se deduce que al tomarlo dignamente ofrece bendiciones y por lo tal es clasificado como un 'medio de gracia'.  Este término se refiere a un canal de bendición divina de Dios a su pueblo de la misma manera que lo sería el bautismo o la predicación de la Palabra, los cuales son también clasificados como “medios de gracia” dada la importancia que tienen en la Biblia y las bendiciones que otorgan a quienes lo reciben propia y dignamente.


 

 

Hit Counter

 
Joomla School Templates by Joomlashack