gototopgototop
Leyes Alimenticias y Sexuales en el AT y NT PDF Imprimir Correo electrónico
Preguntas y Respuestas - Antiguo Testamento

Sobre las leyes alimenticias y las relaciones sexuales en 
"El Antiguo Testamento vs. El Nuevo Testamento"
 

-por Jorge L. Trujillo 


Las Preguntas:  

1. ¿ Inicialmente ambos hechos, tanto el comer una lamprea como el inseminar a una mujer o desear inseminarla era motivo de "castigo eterno" o comer pez sin escamas era solo pecado venial e inseminar pecado mortal y por lo tanto castigado con suplicio eterno? 2. ¿Quién fue el que decidió que comer pez sin escamas dejase de ser pecado pero que inseminar a mujer no esposa o desearlo siguiese siendo pecado y en que se baso y conque autoridad pudo "suprimir" o "modificar"  una Orden Bíblica? 

La Respuesta: 

Las leyes que tenían que ver con asuntos de comida y limpieza personal existían con el propósito doble de (1) Identificar al pueblo de Dios como un pueblo ‘distinto’ y santo (separado) de todos los demás pueblos de la tierra. Israel como nación debía ser distinta para Dios y no debía seguir la conducta y costumbres de otros pueblos.  

Esto nos lleva al Segundo propósito (2) El de servir de ‘tipología’ o ‘representación’ de verdades espirituales las cuales tienen su cumplimiento en Cristo.  Cuando por ejemplo, Dios ordena que no se enyugue un buey con un asno lo hace para demostrarnos que no debemos hacer “yugo desigual” con los incrédulos (2 Cor. 6).  

Los animales puros en la Biblia son tipo del pueblo de Dios mientras que los animales clasificados como impuros (inmundos) son tipo de los pueblos gentiles (Hechos 10).  

Hechos 10:9 Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta. 10 Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis; 11 y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; 12 en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo. 13 Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. 14 Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás. 15 Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. 16 Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo. 17 Y mientras Pedro estaba perplejo dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto, he aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta. 18 Y llamando, preguntaron si moraba allí un Simón que tenía por sobrenombre Pedro. 19 Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan. 20 Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado. 21 Entonces Pedro, descendiendo a donde estaban los hombres que fueron enviados por Cornelio, les dijo: He aquí, yo soy el que buscáis; ¿cuál es la causa por la que habéis venido? …34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, 35 sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.

Cuando en el Antiguo Testamento se dijo que no se debía comer animales considerados “inmundos”, se hizo con el fin de apuntar hacia la realidad espiritual que el pueblo de Dios debe estar separado de toda cosa “espiritualmente” sucia como lo eran los “pueblos y prácticas paganas” con sus los ídolos y las adoraciones a falsos dioses.  Estas leyes marcaban una separación de “el pueblo de Dios” (limpio) de los demás pueblos “gentiles” (inmundos) que no pertenecían al pueblo de Dios.  No era que necesariamente el comer un animal inmundo como diga ‘gato’ o ‘culebra’ o ‘cocodrilo’ en verdad ensuciara al hombre sino que esto señalaba la realidad de mantenerse puros del pecado de los gentiles. Leamos lo que Cristo dijo en cierta ocasión:

Marcos 7:14 Y llamando a sí a toda la multitud, les dijo: Oídme todos, y entended: 15 Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre. 16 Si alguno tiene oídos para oír, oiga. 17 Cuando se alejó de la multitud y entró en casa, le preguntaron sus discípulos sobre la parábola. 18 El les dijo: ¿También vosotros estáis así sin entendimiento? ¿No entendéis que todo lo de fuera que entra en el hombre, no le puede contaminar, 19 porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina? Esto decía, haciendo limpios todos los alimentos.

Siendo que ya Dios ha limpiado (Hechos 10:15) los gentiles las ordenanzas de no comer comida inmunda ha perdido su vigencia. Con la venida de Cristo han sido abolidas la ley y la separación que había entre “judíos” y “gentiles”. Ahora los verdaderos judíos y los verdaderos Israelitas lo son todos aquellos que ponen su fe en Cristo independientemente de cuál sea su nacionalidad o lugar de origen. Porque “Dios no hace acepción de personas” (Hechos 10:34). Como contestación a la segunda parte de su primera pregunta, fue Dios mismo quien dio fin al mandamiento sobre no comer cosa inmunda. Ahora, en cuanto al porqué sigue siendo prohibido inseminar la mujer que no le pertenece es porque todavía sigue siendo pecado. Mientras que las leyes sobre la comida tenían que ver con un aspecto “ceremonial” hasta la venida de Cristo cuando toda barrera de separación entre judío y gentil fue quitada (Efesios 2), la ley que tiene que ver con la pureza sexual permanece porque se trata primeramente de conducta moral”.

Mientras que no es inmoral comer pescado sin escama, si es inmoral mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio. Además esta ley tiene que ver con la relación entre Cristo y su iglesia (Efesios 5:31). Es una ley que permanece porque esta representa la unión espiritual entre Dios y su pueblo. Por eso no ha sido quitada sino que ha sido hecha aun más estricta. Mientras que el divorcio fue permitido bajo la ley de Moisés (Deut. 24:1-3; Mateo 19), bajo el Nuevo Testamento, el divorcio está totalmente prohibido. Esto es para representar la santidad y la permanencia de la unión indisoluble entre Cristo y su Iglesia.

 


 
Joomla School Templates by Joomlashack