gototopgototop
¿Cuál es el Pecado Imperdonable? PDF Imprimir Correo electrónico
Preguntas y Respuestas - Evangelismo y Salvacion

¿Qué es la Blasfemia contra el Espíritu Santo?

Jorge L Trujillo


Mateo 12:30-33

El que no está conmigo,  está contra mí; y el que conmigo no recoge,  desparrama. 31  "Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres,  pero la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. 32  Cualquiera que diga alguna palabra contra el Hijo del hombre,  será perdonado;  pero el que hable contra el Espíritu Santo,  no será perdonado,  ni en este siglo ni en el venidero. 33  "Si el árbol es bueno,  su fruto es bueno;  si el árbol es malo,  su fruto es malo,  porque por el fruto se conoce el árbol.


 

¿Cuál es el pecado Imperdonable?

La respuesta a esta pregunta ha ocupado la mente de muchos.  Tanto a los teólogos que han dado varias respuestas y también a algunas personas que viven preocupadas pensando que de alguna manera han “blasfemado contra el Espíritu Santo”.  Quizás usted también se ha preguntado, cual es ese pecado y si es posible cometerlo hoy día.  Las respuestas ofrecidas son varias. Algunos dicen que este pecado es uno específico que se limitaba al tiempo y las condiciones cuando Jesús estaba en la tierra y que por lo tanto no puede darse en nuestro tiempo ya que solamente tenía que ver con acusar a Jesús de estar endemoniado.  Otros sostienen que tiene que ver con “adjudicar o dar crédito al diablo por la obra del Espíritu Santo”.  ¿Pero, habrá otra manera de entenderlo? ¿Se puede dar ese pecado en este tiempo?  Pienso que un estudio del tema nos puede traer luz sobre el tema.

¿Qué es blasfemia?

La palabra viene de la raías ‘blapto’ que significa injuriar o herir.  Al hacerse con la boca, se trata de ‘vilificar’ o “hablar contra” a alguien.  La misma biblia nos da este significado en las palabras de Jesús:

30 El que no está conmigo,  está contra mí;  y el que conmigo no recoge,  desparrama. 31 "Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres,  pero la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. 32 Cualquiera que diga alguna palabra contra el Hijo del hombre,  será perdonado;  pero el que hable contra el Espíritu Santo,  no será perdonado,  ni en este siglo ni en el venidero.

En la base de la blasfemia “hablar en contra” está el rechazo u oposición del individuo.    Esta conducta proviene de la incredulidad o falta de fe en la persona.

¿Qué incluye la Blasfemia?

Incluye varias cosas. Hay algunos ejemplos en la Biblia de lo que es considerado blasfemia.  Vemos el caso de Jesús cuando fue acusado de ‘blasfemo’ por los líderes judíos.  Para ellos, entonces, blasfemar, tenía que ver con tomarse para sí mismo las privilegios o atributos que le pertenecen solamente a Dios.  por ejemplo Jesús fue acusado de ‘blasfemar’

¿De dónde proviene la blasfemia?

Lo que se tiene en el corazón se expresa con la boca.  Ese es el testimonio de la Biblia:

Mateo 15:18  Pero lo que sale de la boca,  del corazón sale;  y esto contamina al hombre, 19 porque del corazón salen los malos pensamientos,  los homicidios,  los adulterios,  las fornicaciones,  los hurtos,  los falsos testimonios,  las blasfemias.

Mat 12:33 "Si el árbol es bueno,  su fruto es bueno;  si el árbol es malo,  su fruto es malo,  porque por el fruto se conoce el árbol.  34  ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno,  siendo malos?,  porque de la abundancia del corazón habla la boca.

¿Qué es blasfemia contra el Espíritu Santo?

Tenemos como blasfemia el caso que estamos estudiando, el “hablar contra el Espíritu Santo”. Si vemos el contexto del momento cuando Jesús dijo estas palabras, vemos que después que el Mesías hizo una obra milagrosa de sanidad y liberación a un hombre, los fariseos estaban acusando a Jesús de echar fuera los demonios por el príncipe de los demonios:

Mat 12:22-24 Entonces le llevaron un endemoniado,  ciego y mudo;  y lo sanó,  de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba. 23  Toda la gente estaba atónita y decía: "¿Será este el Hijo de David?" 24  Pero los fariseos,  al oírlo,  decían: "Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú,  príncipe de los demonios".

El adjudicarle al diablo la obra de Dios es, sin duda, blasfemia (hablar contra) el Espíritu Santo.  Se debe a la resistencia del corazón para creer el testimonio del Espíritu Santo.

Blasfemia, según el diccionario Easton, es:

[E]n el sentido de hablar mal de Dios lo cual denota calumnia, o abuso.  La Blasfemia contra el Espíritu Santo es tenido por algunos como el continuo y obstinado rechazo del evangelio, y de ahí que sea un pecado imperdonable, simplemente porque mientras que el pecador se mantienen en incredulidad el voluntariamente se excluye a sí mismo del perdón.

Pienso que esta observación es correcta.  Es el obstinado rechazo de las verdades divinas y la obra del Espíritu Santo en la presentación del evangelio. Mientras una persona se mantenga opuesta al evangelio el cual es da testimonio de Cristo como Salvador esa persona está cometiendo el pecado imperdonable.  Podemos ver un ejemplo bíblico de esto en el caso de Esteban el primer mártir de la iglesia cuando predicaba el evangelio de Jesucristo a sus compatriotas.  Después de que ellos no creyeron a su mensaje, el les dijo:

Hechos 7:51 "¡Duros de cerviz! ¡Incircuncisos de corazón y de oídos![57] Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo;  como vuestros padres,  así también vosotros. 52  ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres?  Y mataron a los que anunciaron de antemano la venida del Justo,[59] a quien vosotros ahora habéis entregado y matado; 53  vosotros que recibisteis la Ley por disposición de ángeles,  y no la guardasteis.54  Oyendo estas cosas,  se enfurecían en sus corazones y crujían los dientes  contra él. 55  Pero Esteban,  lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo,  vio la gloria de Dios y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 56  y dijo:  "Veo los cielos abiertos,  y al Hijo del hombre que está a la diestra de Dios". 57  Entonces ellos,  gritando,  se taparon los oídos y arremetieron a una contra él. 58  Lo echaron fuera de la ciudad y lo apedrearon.  Los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo.

La palabra ‘resistís’ en griego es [antipiptō] y significa de acuerdo a Strong: “oponerse”. Vine lo describe  como: “caer en contra”, “luchar en contra”, “resistir”.  La idea, por lo tanto es la misma mencionada por Cristo en cuanto a la “blasfemia contra el Espíritu”. Mientras que la blasfemia es “hablar en contra” del Espíritu y el “resistir” es “ponerse en contra” del Espíritu (Hch. 7:51), ambas provienen de un corazón perverso y tienen la misma intención. Vemos la descripción de Lucas acerca de aquellos que ‘resistían’ el testimonio del Espíritu Santo que estaba en Esteban. El dice “Oyendo estas cosas,  se enfurecían en sus corazones y crujían los dientes  contra él” (vs. 54).

 

Por lo general, las personas que están “en contra” de la fe cristiana, no solamente lo rechazan en sus corazones sino que también expresan ese rechazo con sus palabras y sus burlas. Al hacer eso, están "hablando contra el Espiritu Santo".  Solamente Dios en su gracia puede hacer el cambio en un corazón predispuesto contra el mensaje del evangelio y a menos que eso no ocurra no hay perdón ni esperanza alguna para el pecador.


Conclusión

Aunque el pecado de los fariseos al acusar a Jesús de echar los demonios por Beelzebu, es sin lugar a duda la referencia principal del pecado imperdonable, hay otras formas de expresar ese pecado. Jesús dijo El que no está conmigo,  está contra mí; y el que conmigo no recoge,  desparrama.” ¿Qué quiso decir con eso? Considero que la idea está en ponerse obstinada y continuamente “en contra” del Espíritu Santo. Eso es “la incredulidad o falta de fe en Cristo” ya que es solamente por medio de la ‘fe’ que nosotros estamos ‘unidos con Cristo’ y es por la falta de fe que los impíos están en ‘contra de él’.

En el caso del mártir Esteban vimos como este les predicaba el evangelio de Cristo y fue rechazado por ellos. Ante este rechazo, Esteban acusó a sus asesinos de “resistir siempre el Espíritu Santo como vuestros padres”.  Sus padres murieron sin perdón y ellos, si no se arrepintieron más tarde (como lo hizo Pablo) también morirían en sus pecados.

Juan 3:18 El que en él cree no es condenado;  pero el que no cree ya ha sido condenado,  porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Las personas que proceden de esta manera, no pueden tener perdón. Tales personas, al resistir la obra del Espíritu Santo, no tienen perdón en este siglo ni en el venidero.

 

19 de Julio, 2012.

 
Joomla School Templates by Joomlashack