gototopgototop
¿Qué de los que nunca oyeron el Evangelio? PDF Imprimir Correo electrónico
Preguntas y Respuestas - Evangelismo y Salvacion

¿Hay alguna forma de que se Salven? 

-Por Jorge L. Trujillo 


Pregunta:  

¿Qué pasa con aquellas personas que ni siquiera tuvieron la oportunidad de rechazarle, ya que nunca escucharon hablar de Él?


Gracia y Paz de Dios y Nuestro Señor Jesucristo. Gracias por tu visita a nuestro sitio en la Internet, esperamos le haya sido de bendición. A continuación le contestamos su pregunta.  

Esta pregunta es muy profunda y también ha sido causa de distintas interpretaciones.  Aunque algunos deciden no entrar en estos asuntos y dejar que sea Dios mismo quien decida, puedo entender de la Biblia que hay contestación para esta ella. Debemos entender que la salvación no se obtiene por obras justas.  La gente son salvadas solamente por la misericordia de Dios quien en su gracia extiende a los hombres pecadores.  También es importante comprender que la gente no son condenados por no haber oídos el evangelio sino por haber sido pecadores.

La Palabra establece que "Hay un solo nombre dado a los hombres en el cual podemos ser salvos (Hechos 4:12)", fuera de Cristo no hay salvación para nadie.  La Biblia también enseña que todos son pecadores (Rom. 3:23); por lo tanto, aún aquellos que nunca oyeron el evangelio de Cristo serán juzgados de acuerdo a sus obras (ie. Por sus pecados).  

Dios se ha revelado a los paganos por medio de la creación de la naturaleza (Romanos 1:18ss), y en la conciencia de cada hombre (Romanos 2:12-16) como para que uno pueda llegar a entender que El (Dios) existe y tratar de acercarse a Él. Cada uno será juzgado y tendrá que dar cuentas acerca de lo que hicieron con esta revelación de Dios y serán condenados de acuerdo a eso. El apóstol Pablo claramente escribe, porque los que sin ley mueren, sin ley también serán condenados. Vemos que Pablo nunca dice “sin ley serán salvados”, tampoco dice “sin ley serán justificados”.  El énfasis de Pablo está en que toda la raza humana sin excepción está bajo condenación.  Los hombres son condenados por sus pecados, no por no haber escuchado el evangelio.

Por ejemplo, robar, matar, idolatrar, adulterar, envidiar, mentir, odiar, etc. son prácticas incorrectas y pecaminosas en cualquier parte del mundo y en cualquier tiempo en la historia. No hace falta decir a nadie que es malo para que no lo hagan, cada ser humano sabe lo que es incorrecto sin embargo aún lo práctica. El hombre siempre ha sabido que existe un ser superior que creo los cielos, el sol, la luna, las estrellas, las plantas, los árboles, y todo lo que hay en la tierra, sin embargo han decidido adorar a estas cosas creadas antes que al creador. Por estas obras serán condenados, no solamente por no haber creído u no haber oído hablar en Cristo.

Cuando leemos en el libro de Apocalipsis sobre el gran juicio de Dios vemos que lo que se miran son las obras de cada hombre y por ellas son juzgados y condenados, si su nombre no está en el libro de la vida (Apocalipsis 20:11-15). El hombre es condenado por sus propias obras.

 


 
Joomla School Templates by Joomlashack