gototopgototop
UNA ORACIÓN DE ARREPENTIMIENTO PDF Imprimir Correo electrónico
Estudios Biblicos - Sobre la Oracion

Jorge L Trujillo

(Biblia de Estudio John MacArthur)


 

"…Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo". 

(I Juan 2:1) 


Como creyentes, aún con una naturaleza de carne sobre nosotros, tenemos faltas y cometemos pecados. Dios está dispuesto a perdonarnos siempre que vengamos a Él con un corazón sincero, contrito y humillado. Siempre que oramos, debemos reconocer ante Dios nuestras faltas y pecados y el es misericordioso para limpiarnos y hacernos volver a nuestro lugar de origen con El.  

Tal como nosotros pecamos, David, un rey de Israel que según dice la Biblia era un hombre conforme al corazón de Dios, peco. David después de haber reconocido su pecado fue ante Dios con la oración que encontramos en el Salmo 51. He aquí un bosquejo de la oración de David que puede servir de ejemplo para nosotros. Aunque David sufrió cierto castigo por su pecado, Dios le perdonó y le restauró.  

Petición por Perdón y Misericordia (51:1,2)

Ten piedad de mi oh Dios, conforme a tu misericordia

Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado

Confesión de Pecado (51:3-6)

Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado esta siempre delante de mí.

Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio.

He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.

He aquí, tu amas la verdad en lo intimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

Oración por limpieza moral (51:7-12)

Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame y seré más blanco que la nieve.

Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido.

Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades.

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.

No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu.

Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.

Promesa de Servicio Renovado (51:13-17)

Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertirán a ti.

Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación; cantará mi lengua tu justicia.

Señor, abre mis labios, y publicará mi boca tu alabanza.

Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto.

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciaras tu oh Dios.

Petición para Restauración Nacional (51:18,19)

Haz bien con tu benevolencia a Sion; Edifica los muros de Jerusalén.

Entonces te agradarán los sacrificios de justicia, el holocausto u ofrenda del todo quemada; Entonces ofrecerán becerros en tu altar.


"Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda comparecerse de nuestras debilidades, sino que uno que fue tentado en todo, según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquemos, pues, al confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro".

(Hebreos 4:41-15)


 


 
Joomla School Templates by Joomlashack