gototopgototop
La Resurrección: Nuestra Esperanza (Parte II) PDF Imprimir Correo electrónico
Estudios Biblicos - Fundamentos Cristianos


Por: Jorge L. Trujillo


"Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús
a los que durmieron en el."

I Tesalonicenses 4:14 


 

Ya hemos visto en la primera parte de este estudio "Resurrección-Fundamento" que tenemos seguridad de que Cristo resucitó de entre los muertos. La resurrección de Cristo le garantiza a los creyentes resurrección y Vida Eterna con El. La muerte no destruye la esperanza del creyente por tal razón nosotros no debemos tener miedo a morir. 

Ya hemos sido resucitados-La Palabra resurrección significa volver a vivir, renacimiento, re despertar, etc. Esta palabra nos indica la esperanza que tendremos de volver un día a tener vida después de la muerte. La profecía acerca de esto se encuentra en el Antiguo Testamento: "Nos dará vida después de dos días, el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de Él."(Oseas 6:2). Jesucristo resucitó después de dos días, al tercer día se levantó de los muertos. En el Nuevo Testamento la Biblia indica que los que hemos creído en Cristo ya hemos sido resucitados juntamente con El. (Efesios 2:6; Colosenses 2:12; 3:1). Ser creyente nacido de nuevo significa haber participado en la muerte y la resurrección de Jesucristo. 

El apóstol Pablo en su carta a los romanos haciendo referencia al bautismo escribe: 

"Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la [semejanza] de su resurrección. (Romanos 6:4-5).

Lo que el apóstol Pablo nos dice es que cuando fuimos bautizados con agua, estamos haciendo un simbolismo, representación de lo que en realidad ocurre en el ámbito espiritual. Espiritualmente estábamos muertos y fuimos sepultados con Cristo al recibir por fe el mensaje de la Palabra. De esta manera nos relacionamos con Cristo siendo parte de Él, y de su cuerpo. Y como somos parte de su cuerpo, entonces participamos espiritualmente de su sepultura siendo "sepultados juntamente con él para muerte". De esta manera participamos de la muerte de Cristo y de su sepultura. Ahora hemos sido resucitados para que andemos en vida nueva.

Esto aunque ocurre de manera simbólica en el bautismo en agua, es un misterio que ocurre de manera espiritual por medio del Espíritu Santo. Jesucristo, por medio de su Espíritu nos bautiza (nos identifica con su muerte y resurrección). Todo creyente que ha creído verdaderamente en Jesús ha sido bautizado en Su cuerpo. (Romanos 6:3, I Corintios 12:13). ¿Tiene algún poder el agua o el bautismo en agua? No. No tiene ningún poder el agua. El hecho de que alguien sea bautizado no garantiza que sea cristiano. Lo único que garantiza la salvación es "el nuevo nacimiento", por medio del Espíritu Santo. El bautismo es en obediencia y como muestra o simbolismo de lo que ya ocurrió en el nivel espiritual.

Entonces, ¿que estamos diciendo? La Biblia dice que ya hemos sido resucitados con Cristo.  Cristo es la primera resurrección.  Esto no significa que no vamos a morir físicamente sino que tenemos garantía de que seremos resucitados si es que morimos porque hemos participado de su muerte y su resurrección.

¿Qué dice la Biblia en cuanto a la resurrección?

La Biblia habla muy claramente de que los que creen en Cristo y han nacido de nuevo serán resucitados o revividos para vida eterna. Esa es la mayor esperanza del creyente. Esta resurrección se comienza a anunciar desde el Antiguo Testamento y continúa a través del Nuevo Testamento…

  1. "Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! Porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos". (Isaías 26:19)

  1. "Nos dará vida después de dos días, el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de Él."(Oseas 6:2)
  2. "y Yo [Jesús] le resucitaré en el día postrero" (Juan 6:39,40,44,54)
  3. "Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mi, aunque este muerto vivirá. (Juan 11:25,26)
  4. "Y Dios que levantó al Señor, y también a nosotros nos levantará de con su poder". (I Corintios 6:14)

La Biblia nos habla claramente que hemos de ser resucitados, que esa resurrección llegará y que seremos levantados del polvo.

¿Cuándo seremos resucitados?

Seremos resucitados cuando Cristo venga, en su venida "parusía". La Palabra significa presencia visible. (I Corintios 15:23; 52); I Tesalonicenses 4:16; Apocalipsis 20:4-6.

La resurrección de los creyentes tendrá lugar cuando Cristo venga por segunda vez. (Hebreos 9:27). El día ni la hora nadie lo sabe, solo sabemos que será el día que el retorne. Muchos estarán tristes aquel día mientras que nosotros estaremos gozosos porque nuestro Dios nos haya resucitado.

¿Cómo seremos resucitados?

Esta es una de las interrogantes que más se hacen los que piensan y estudian sobre este tema de la resurrección. Los saduceos, que dicen que no hay resurrección (Marcos 12:18), también tenían curiosidad en cuanto a esto y le preguntaron a Jesús para ver qué respuesta:

Seremos como Ángeles

Jesucristo le contesto a los saduceos de la siguiente manera."Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán, ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos." (Mateo 22:30; Marcos 25).

En cuanto a ser "como ángeles" solo podemos entender que no está diciendo Jesús que seremos convertidos en ángeles. Creo que Jesús está haciendo referencia al área de relación sexual del asunto. Será un estado glorioso donde no habrá necesidad de unión conyugal ni de procreación de hijos. La mujer será una mujer glorificada y el hombre uno glorificado.

No creo que se esté haciendo referencia a que todos seremos del género neutro, o del género masculino tal como los ángeles suelen presentarse a través de la Biblia. Aunque Dios puede hacer lo que él quiera (I Corintios 15:36-38). Para una explicación un poco más profunda en cuanto a esto, debemos estudiar la primera carta de Pablo a los Corintios.

Dios hace como él quiere

En I Corintios 15:35-50 le apóstol Pablo se dedica a contestar la siguiente pregunta en el verso 35 "Pero dirá alguno: ¿Como resucitarán los muertos? ¿Con que cuerpo vendrán? El apóstol Pablo rápidamente comenta acerca de la semilla que debe de caer en tierra desnuda pero lo que sale es la planta. No importa cuál sea la semilla lo que se siembra no es la planta, la planta (el cuerpo) es lo que sale o crece de la tierra.

Distintos tipos de carne

Pablo rápidamente continua a hacer notoria la diferencia entre los distintos tipos de carne "No toda carne es la misma carne" (I Corintios 15:39), Hay carne de hombre, de bestias, de peces, de aves y ninguna es igual, son todas distintas en su composición.

Distintos tipos de cuerpos

Luego Pablo hace la introducción a los distintos tipos de cuerpos, los celestiales, y los terrenales (I Corintios 15:40-41). Los cuerpos celestiales tienen su gloria y los cuerpos terrenales también tienen su gloria. Es decir el cuerpo terrenal tiene su grandeza en cuanto a ese nivel "terrenal" y de acuerdo a como se le ha dado. De la misma manera, el cuerpo celestial tiene su grandeza en cuanto al nivel "celestial" y de acuerdo a como se le ha dado.

También Pablo introduce la gloria de las luminarias celestiales y hace distinguir la diferencia que tiene cada uno de éstos cuerpos, ya sea el sol, la luna o las estrellas.

Cuerpo de incorrupción, gloria y poder

"Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitara en incorrupción, se siembra en deshonra, resucitará en gloria, se siembra en debilidad, resucitará en poder." (I Corintios 15:42-43). El apóstol Pablo hace claro que el aspecto del cuerpo nuevo que hemos de recibir en superior en todos los aspectos al cuerpo que ahora tenemos. Será un cuerpo incorruptible, no se deteriora; será un cuerpo glorioso y será un cuerpo de poder.

No habrá enfermedad, dolor, miedo, tristeza ni dolor. Será un cuerpo de una altura más elevada al que poseemos ahora.

La imagen del celestial

Nosotros como humanos traemos la imagen del primer hombre, Adán. El primer hombre es terrestre, pero el segundo hombre, Cristo, es del cielo. Cuando seamos resucitados "traeremos la imagen del celestial [de Cristo]" (I Corintios 15:49).

"Gloria damos a Dios porque seremos como seremos tal y como él es" (Romanos 8:29). Muy claro nos habla la Biblia también en Filipenses 2:20, "Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a si mismo todas las cosas".

Tiene que haber transformación. La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. (I Corintios 15:50).


Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. Donde esta oh muerte tu aguijón y donde oh sepulcro tu victoria.

I Corintios 15:53-55

 
Joomla School Templates by Joomlashack