gototopgototop
¿Son la tribulación y el día de la Ira la misma cosa? PDF Imprimir Correo electrónico
Escatologia Biblica - El Arrebatamiento (Rapto) de la Iglesia

La Tribulación y el Día del Señor  
Por Jorge L. Trujillo
 


Una de las razones por la muchos cristianos fallan al interpretar los eventos escatológicos en la Biblia y por la que crean "un rapto secreto" tres o siete años antes del fin (1), es porque no hacen, como la Biblia enseña, una clara distinción entre el periodo de "Gran Tribulación" y "El Día de la Señor". Dios nos dice en su Palabra que ambas cosas han de ocurrir.  Pero para ellos "La Gran Tribulación" es "El Día del Señor" y "El Día del Señor" es la "Gran Tribulación". Al confundir estos dos eventos, no está de menos esperar que traten de sacar la Iglesia de la tierra antes de la Gran Tribulación, pues es claro que "no nos ha puesto Dios para ira sino para alcanzar salvación...".  

¿Son La tribulación y "El Gran Día de la Ira" la misma cosa? La respuesta es '¡No!'.  En este breve estudio queremos exponer correctamente lo que dice la Biblia concerniente a los eventos finales tales como "La Gran Tribulación" y "El Día del Señor".  Veremos de forma clara cuáles son las características de cada uno de estos eventos, particularmente "El Día del Señor". Pero creo que antes de continuar debemos de ver lo que  dice Dios acerca de la resurrección. Es necesario establecer bíblicamente cuando ha de acontecer este importante evento para entonces poder ubicar los otros eventos que nos conciernen en este estudio, es decir "La Gran Tribulación" y "El Día del Señor", y hacerlo de manera correcta.  

LA RESURRECCIÓN  

Dios dice claramente que la resurrección tanto de "creyentes" como de "no-creyentes" ha de ocurrir en uno y el mismo día. Aunque estas resurrecciones de creyentes y no creyentes son mencionadas separadamente en la Biblia con el propósito de traernos una enseñanza específica, también son mencionadas como un evento que ha de tomar lugar el mismo día. La Biblia nos da testimonio de esto en el Antiguo y el Nuevo Testamento:  

Daniel 12:1 Entonces se levantará Miguel, el gran príncipe protector de tu pueblo. Habrá un período de angustia, como no lo ha habido jamás desde que las naciones existen. Serán salvados los de tu pueblo, cuyo *nombre se halla anotado en el libro, 2 y del polvo de la tierra se levantarán las multitudes de los que duermen, algunos de ellos para vivir por siempre, pero otros para quedar en la vergüenza y en la confusión perpetuas.  

Juan 5:28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; 29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.  

La Biblia nos dice que los creyentes resucitaran en el "día postrero" y también nos dice que los "no-creyentes" han de ser juzgados el día postrero.  

Juan 6:43 Y Jesús respondió, y díjoles: No murmuréis entre vosotros. 44 Ninguno puede venir á mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.  


Juan 12:48 El que me desecha, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue: la palabra que he hablado, ella le juzgará en "el día postrero".  

 

Siendo entonces tan claro que la resurrección general de justos e injustos han de ocurrir en el mismo día, "el día postrero", entonces no podemos escapar la conclusión bíblica que la Iglesia estará en la tierra hasta el último día cuando ha de ocurrir esta resurrección de muertos. Ese día también será el arrebatamiento de la Iglesia.  

Pero existe un acontecimiento que ha de tomar lugar antes del día de la resurrección. Ese acontecimiento es el que se conoce como "La Gran Tribulación". Si la iglesia ha de estar en la tierra hasta el último día, es entonces preciso entender que por obligación ha de pasar también por la gran tribulación, pues la resurrección general de todos los vivientes, ocurre 'después' de "La Gran Tribulación".  Veamos lo que dice la Biblia.  

 

LA GRAN TRIBULACIÓN  

 

En el discurso del Monte de los Olivos, (Mateo 24 Marcos 13; Lucas 21), Jesucristo les dejó dicho a sus discípulos (los cristianos) que ellos serían entregados a tribulación y gran tribulación.  

 

Mateo 24:15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; * 21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. 

Jesús les dejó claro a sus discípulos que ellos verían "la abominación desoladora" y que " entonces gran tribulación, (5) cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá, y que a causa de "sus escogidos" (los Creyentes = Cristianos) aquellos días serían acortados. Cristo dijo que también que él vendría a tomarles "después de la tribulación de aquellos días":


Mateo 24:29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.  

En el Antiguo Testamento también se habla de este tiempo de tribulación el cual ha de sufrir el pueblo de Dios. Daniel nos dice de esto así:  

Daniel 12:1 Entonces se levantará Miguel, el gran príncipe protector de tu pueblo. Habrá un período de angustia, como no lo ha habido jamás desde que las naciones existen. Serán salvados los de tu pueblo, cuyo *nombre se halla anotado en el libro, 2 y del polvo de la tierra se levantarán las multitudes de los que duermen, algunos de ellos para vivir por siempre, pero otros para quedar en la vergüenza y en la confusión perpetuas.  

Como vemos en esta lectura, dice "se levantará Miguel" (tipo de Cristo) quien es el príncipe protector del pueblo de Dios. Al levantarse Miguel, "habrá entonces un periodo de Angustia", tal como dijo Cristo en Mateo, Marcos y Lucas. En las palabras de Daniel: "como no lo ha habido jamás desde que las naciones existen". Durante este tiempo de angustia (gran tribulación) sin precedente, " Serán salvados los de tu pueblo, cuyo *nombre se halla anotado en el libro". Esto nos declara que aunque el pueblo de Dios ha de pasar por esta angustia sin igual, no perecerá sino que será salvado. Estos son los verdaderos creyentes, "los escogidos", cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del cordero.  

Es preciso notar aquí que la angustia culmina con una resurrección general. Unos para vivir para siempre y otros para condenación y confusión perpetuas.  Isaías nos habla acerca de esto así:  

 

Isaías 26:16 Jehová, en la tribulación te buscaron; derramaron oración cuando los castigaste. 17 Como la mujer encinta cuando se acerca el alumbramiento gime y da gritos en sus dolores, así hemos sido delante de ti, oh Jehová. 18 Concebimos, tuvimos dolores de parto, dimos a luz viento; ninguna liberación hicimos en la tierra, ni cayeron los moradores del mundo. 19 Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. !!Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. 20 Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. 21 Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos.  

Vemos que concordando con las palabras del profeta Daniel y de Cristo según lo dice Mateo, Marcos y Lucas, la tribulación concluye con la resurrección de los muertos la cual a su vez concuerda muy claramente con la Segunda Venida de Cristo cuando venga en "el último día" para derramar su ira y su castigo sobre los moradores de la tierra:  


Isaías 26:21 Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos.  

¡Ese día es el día del Señor! A continuación estaremos mirando las características que rodean este gran y temible día (para los pecadores) pero gran y esperado día (para los creyentes.) 

 

EL DIA DEL SEÑOR  

¿Qué es el día del Señor? 

 

El día del Señor es el día cuando culminará la historia del mundo presente para dar lugar al nuevo estado eterno, el Reino de los Cielos. Ese día habrá:  

- La resurrección de muertos (justos e injustos)

- La ira de Dios se derramará sobre la tierra

- El juicio de Dios sobre toda la raza humana y El universo será quemado y destruido

¿Que precederá el día del Señor?

 

Jesucristo nos dice que "ANTES" de 'El Día del Señor' vendrá la Gran Tribulación. Y DESPUES de que la Gran Tribulación de aquellos días llegue a su fin, entonces, "inmediatamente" comenzarán a ocurrir eventos horripilantes en la atmósfera. Jesús dice que el día del Señor será inaugurado por disturbios atmosféricos en el ámbito mundial.

 

Mateo 24:29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.

Marcos 13:24 Pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, 25 y las estrellas caerán del cielo, y las potencias que están en los cielos serán conmovidas.

Lucas 21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; 26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

Estas palabras de Cristo concuerdan con las de los profetas del Antiguo Testamento:


Joel 2:1 Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano. 2 Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones. 3 Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto del Edén será la tierra delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él escape. 4 Su aspecto, como aspecto de caballos, y como gente de a caballo correrán. 5 Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de los montes; como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como pueblo fuerte dispuesto para la batalla.  (1) 6 Delante de él temerán los pueblos; se pondrán pálidos todos los semblantes. 7 Como valientes correrán, como hombres de guerra subirán el muro; cada cual marchará por su camino, y no torcerá su rumbo. 8 Ninguno estrechará a su compañero, cada uno irá por su carrera; y aun cayendo sobre la espada no se herirán. 9 Irán por la ciudad, correrán por el muro, subirán por las casas, entrarán por las ventanas a manera de ladrones. 10 Delante de él temblará la tierra, se estremecerán los cielos; el sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. 11 Y Jehová dará su orden delante de su ejército; porque muy grande es su campamento; fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo?

Sofonías 1:14 Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. 15 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, 16 día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres. 17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol. 18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.

El apóstol Pedro lo dice así:


Hechos 2:19 Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo; 20 El sol se convertirá en tinieblas,  Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto;

2 Pedro 3:9 El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 10 Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están serán quemadas... 12 Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán.

Vemos claramente que "El Día del Señor" será precedido por grandes cambios atmosféricos que han de venir sobre toda la tierra de manera repentina e inesperada. De ahí la frase "como ladrón en la noche". 

 

Para resumir, esos acontecimientos que 'siguen' inmediatamente a "La Gran Tribulación" y 'preceden' inmediatamente "El Día del Señor" incluyen:


  1. El sol se oscurecerá (toda la tierra quedará en oscuridad repentina)
  2. La luna se convertirá en sangre
  3. Las estrellas serán conmovidas (lluvia de meteoritos)
  4. El mar se levantará con fuerza
  5. La tierra temblará
  6.  

¿Qué ocurrirá después de los disturbios atmosféricos?

 

Estos eventos nos dirán que "llego el día esperado". Lucas nos dice "Cuando estas cosas comiencen a suceder,  erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca."


Lucas 21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; 26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. 27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria. 28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. ... 35 Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. 36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

1. Aparecerá el Hijo del Hombre en las nubes del cielo

 

En los momentos después de que hayan comenzado los disturbios atmosféricos de los cuales se nos dice que nos indicarán que "nuestra redención está cerca", aparecerá Jesucristo sobre las nubes del cielo de manera visible a todos los moradores de la tierra.


Hechos 1:10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Apocalipsis 1:7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.

Lucas 21:27 "Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.

Mateo 24:30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

Marcos 13:26 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria.

2. El Arrebatamiento de los Escogidos

 

Inmediatamente después de la Aparición de Cristo en las nubes ocurrirá 'El Arrebatamiento' de la Iglesia (los escogidos.) Este ocurrirá a la vista de todos los moradores de la tierra. Seremos arrebatados a las nubes a la vista del mundo incrédulo. En Apocalipsis 11 tenemos el relato de la resurrección de los dos testigos (representan la iglesia) que testificaba en la tierra..


Apocalipsis 11:11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. 12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube;(10) y sus enemigos los vieron.

Mateo 24:31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Marcos 13:27 Y entonces enviará sus ángeles, y juntará a sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.

Juan 14:3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

1 Corintios 15 :51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. 57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

1 Tesalonicenses 4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Apocalipsis 14:14 Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. 15 Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. 16 Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada.

Nota: El arrebatamiento de los santos ocurre en este punto para que sean librados de la ira de Dios que ha de ser derramada sobre la tierra:

1 Tesalonicenses 1:10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

1 Tesalonicenses 5:9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,

3.  La Ira de Dios es derramada sobre los moradores de la tierra

 

Inmediatamente después del arrebatamiento de la Iglesia, habrá un gran terremoto en la tierra...

Apocalipsis 11:11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. 12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube;(10) y sus enemigos los vieron. 13 En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. 14 El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto.

Al tocarse la final trompeta, la séptima, la misma que marca el Arrebatamiento de los santos al cielo, todos los moradores de la tierra verán a Cristo en las nubes del cielo...

 

Apocalipsis 11:15 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.(12) 16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, 17 diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. 18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 19 Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.

Apocalipsis 14:17 Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. 18 Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. 19 Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. 20 Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.

El apóstol Pablo nos dice que la ira de Dios será derramada, tribulación de Dios a los que nos atribulan!

 

2 Tesalonicenses 1:6-10 Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, CUANDO SE MANINIFIESTE EL SEÑOR JESUS DESDE EL CIELO CON LOS ÁNGELES DE SU PODER, en llama de fuego, PARA DAR RETRIBUCION A LOS QUE NO CONOCIERON A DIOS, NI OBEDECEN AL EVANGELIO de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, CUANDO VENGA "EN AQUEL DIA" para ser glorificado en su santos y ser admirados en todos los que creyeron…

4.  El Gran Juicio Final

 

Dios ha establecido "un día de Juicio". Uno solo donde han de estar todos Este es conocido como el "juicio eterno" (Hebreos 6:2.) Aunque la Iglesia no ha de ser condenada (Romanos 5:1), si ha de estar presente en este "Día de Juicio" (ver Romanos 2 1-16 donde esto se confirma.) La razón es que todo el mundo debe de dar cuentas ante Dios.

Hechos 17:30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

El apóstol Pablo también hace referencia a ese gran día:

2 Timoteo 4:1 y 8 1 Requiero yo pues delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar á los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino….8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, "en aquel día"; y no sólo á mí, sino también á todos los que aman su venida.

Aquí vemos claramente que las palabras de Pablo concuerdan con las de Jesús en Mateo:

Mateo 25: 31 Y cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará sobre el trono de su gloria. 32 Y serán reunidas delante de él todas las gentes: y los apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. 33 Y pondrá las ovejas á su derecha, y los cabritos á la izquierda

Judas 1:14 De los cuales también profetizó Enóc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, el Señor es venido con sus santos millares, 15 A HACER JUICIO CONTRA TODOS y á dejar convictos á todos los impíos de entre ellos tocante á todas sus obras de impiedad que han hecho impíamente, y á todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.

CONCLUSIÓN

 

Como hemos visto, tenemos muy claro en la Biblia que el periodo de "La Gran Tribulación" aunque es un tiempo de Juicio de parte de Dios para una Iglesia apóstata y desobediente en el tiempo del fin, no puede ser confundido con "El Día del Señor" en el cual la ira de Dios se derramará con furia sobre los moradores de la tierra una vez que los santos de la Iglesia sean arrebatados para estar por siempre con el Señor.


Notas:

(1) El "Sistema Dispensacionalista Pretribucionalista" ha creado una doctrina que establece una venida secreta de Cristo por los suyos antes de la Segunda Venida del Señor.

Escrito: 10/22/2002


1 Tesalonicenses 5

9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,


Copyright/Derechos ©1998-2010 Jorge L. Trujillo
Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

Ministerios Vida Eterna

{http://www.vidaeterna.org | http://www.vidaeterna.net | http://www.vidaeterna.es }

-------------------------*---------------------------

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al artículo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

 
Joomla School Templates by Joomlashack