VE_BannerNuevo3.gif (9159 bytes)

 

La Redención de Cristo
(Poema)

Poema- La Redención
(Con las siete palabras de Cristo desde la Cruz)
-por Jorge L. Trujillo

Lucas 23:34; Lucas 23:43; Juan 19:26/; Mateo 27:46- Marcos 15:34; Juan 19:28; Juan 19:30; Lucas 23:46
___________________________________________________________________

Caminando hacia el Calvario
Iba Cristo el Salvador
Con una cruz en sus hombros
Bajo calor del sol.
La gente le rodeaba
y verle caminar
Por la via dolorosa
para un pueblo ir a salvar

Los Judios le miraban
Como un impostor mas
Y los Romanos alegres
Su cuerpo al azotar
Daban gritos de victoria
Al su rostro abofetear.

Bajo el peso del madero
Cae Jesús cansado al suelo
Mientras uno que miraba
Es obligado ayudar
A tomar la cruz de Cristo
Y bajo su peso andar

Simón de Cirene fue el hombre
Que la cruz del Jesús cargó
Pero hoy son los cristianos
Seguidores del Señor
Quienes toman esa cruz
Y siguiendo al Salvador
Se niegan a los placeres
Que el mundo les pueda dar
Sabiendo que al fin de todo
Corona han de heredar.

Ya llegan a la montaña
Conocida en derredor
Golgota!, Calvario!, Calavera!
Es el nombre de aquel lugar
Alli fuera de la puerta
Fue Jesús sin vacilar
Para por su propia sangre
Al pueblo Santificar


Con clavos prenden sus manos
Y pasan con lezna sus pies
Para que allí en el alto monte
Todos le pudieran ver

Colgado de aquella cruz
Mirando al cielo está Cristo
Con voz dulce y amorosa
Tal como se había escrito
Ruega al padre en cumplimiento 
Por la multitud pecadora
De la siguiente manera
Es que nuestro Señor ora …

(1)
Perdónales Padre mio
Tan infame blasfemia
No saben lo que hacen
No lo saben Padre mio
No se lo tomes en cuenta
Perdónales te lo pido.

El pueblo le miraba
Y muchos le injuriaban
Pero no dijo palabra
Que pudiera condenar

Dos criminales consigo
Muy mal tambien le hablaban
"Baja de la cruz" le dicen
"Y salvanos contigo"
Si en verdad tu eres tan santo
Si en verdad eres tan digno.

Dice el de la derecha,
Con palabras tan certeras
Este no ha hecho nada malo
Para estar en el madero
En cambio nosotros dos
Mas de esto merecemos.
Y mirando al Salvador
Reconociendo su victoria
Le pide que por favor
Se acuerde de el en gloria

(2)
Por reconocer tu pecado
Y mirar al Salvador
Hoy mismo a ti te te digo
Querido pecador
Que en el paraiso estarás
Disfrutando alli
conmigo

Su madre alli sufría
Al pie de aquel madero
Donde cual manso cordero
Sufrió sin protestar
Mirandole a su rostro
Con amor tierno y sereno
Entrega su madre al cuidado
de un fiel y amante obrero

(3)
Mujer, con amor le dice
He ahí tu hijo amado
Y a Juan tambien le entrega
De Maria su cuidado
Aquel que ni un momento
De el se había apartado
Hijo he ahí tu madre
Le dice de el confiado

Sobre su cabeza estaba
Proclamando este mensaje
En tres lenguas conocidas
“Es El Rey de los Judios!”
Con una corona de espinas
Pero ciegos ignoraban
Que en verdad el es el rey
De todos los que le buscan
Y obedecen a su ley.


(4)
Y mirando al cielo exclama
De lo profundo del alma
“Dios mio, Dios mio querido
Porque me has abandonado?”

Sintiendo la soledad
En aquel momento triste
Cuando todos le dejaban
Y no estaban a su lado
Cuando cargaba el pecado
De un pueblo necesitado

Los minutos eran años
Y los horas eran siglos
Cuando de acuerdo con todo
A lo antes profetizado
Aquel siervo allí sufria
Y el dolor le consumía
Bajo el sol acalorado
Mientras estaba pagando
Por todos nuestros pecados

(5)
Con débil voz pronuncia
Mi alma tiene sed,
"
Sed tengo" dice Cristo
La Justicia he de beber
Bienvaventurados son
Los que tambien como El
Tienen sed de la Justicia
Pues del agua han de beber

Y uno de los soldados
Mojándole en vinagre
Una esponja en sus labios
Le ofrece al creador
A Aquel que cuando estuvo
Con ellos caminando
alimento les brindó
y de la vid les daba el jugo

Ya el fin se va acercando
Ya todo se ha cumplido
Y el Cristo nazareno
La redención ha obtenido
Y como siervo fiel y bueno
Ha su padre sometido
Haciendo su voluntad
Habiendole obedecido

(6)
Ya Es el fin de esta mi obra
Grita Jesús nazareno
"
Consumado es"dijo Cristo
Al Diablo ya he destruido
Todo lo he conquistado
Y a mi pueblo he redimido

La guerra fue peleada
Y Cristo allí veció
Y por medio de su muerte
Vida Eterna nos ganó
La hora de su partida
Paso a paso se acercaba
Y Jesus el rey de gloria
Su espiritu entregaba

(7)
En tus manos Padre mio
Entrego mi santo Espiritu

Espero que lo recibas
Con agrado y Señor mio

La obra perfecta de Cristo
Por su Padre fue aceptada
Y todos los redimidos
Al unisono cantaban
Bendito el cordero de Dios
Que por su sangre derramada
Nos limpió de los pecados
Y el castigo que nos tocaba!