Ministerios .:: Vida Eterna ::. Ministries 

Doctrina | Misión | Visión | Políticas | Búsquedas | Contactos | Enlaces | Foros | Chat | Biblia |English

Sola Gratia - Sola Fide - Solus Christ's - Sola Scriptura - Soli Deo Gloria

     

 

¿Y Qué Sí Cristo No Hubiese Nacido?

-por Jorge L. Trujillo


Mateo 1

 21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.  


Introducción:

Estamos a fin de año, es la temporada navideña.  Es un tiempo esperado por la mayoría de las personas creyentes y no creyentes.  En esta época, las personas hacen fiestas, celebran y disfrutan de una forma o de otra. 

Es cierto que nadie sabe con certidumbre cuando fue que nació Jesús el hijo de María y José pero lo cierto es que nació un día y la Biblia nos da el relato de esos acontecimientos con bastantes detalles como para que entendamos que era un evento de suma importancia.  Algunos entran en contiendas y discusiones de si la fiesta de Navidad es pagana o es Cristiana.  Personalmente creo que nada que de gloria a Dios y ponga su nombre en alto es pagano.  Cristo nació y tal como el día de su nacimiento debe haber “gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres”. 

La Biblia dice que Cristo nació en un pueblito llamado Belén tal como había sido profetizado por el profeta Miqueas. (Miqueas 3).  Se nos dice que nació en un lugar donde había animales en la parte trasera de un mesón o posada y que al nacer fue puesto en un pesebre, el lugar de donde comen los animales.  De esa manera vino al mundo nuestro Señor y Salvador.  Vestido de humildad y en un lugar remoto cerca de donde muchos pasaron desapercibidos, pero esa fue el plan de Dios.

Aunque muchos piensan que los magos de oriente fueron los visitantes de más altura que vinieron a ver al niño recién nacido en realidad no fue así.  El nacimiento del niño fue un evento como ningún otro.  Entre la humildad del lugar donde se encontraban el niño gozó de la presencia de miles y miles de Ángeles que celebraban aquel evento tan singular.  En el evangelio de Lucas leemos:  

Lectura:

Lucas 2

10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:


 
14 !!Gloria a Dios en las alturas,
Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Entre los visitantes inmediatos estaban unos pastores de la región que estaban en el área pastoreando sus rebaños y fueron avisados de manera sobrenatural por los ángeles de que el “pastor de los pastores” había nacido en Belén de Judea.

Desde tiempos de antaño las personas han recordado y celebrado el nacimiento de Jesús con gran gozo y alegría.  Se cantan canciones navideñas que llenan de júbilo los corazones.  Hombres, mujeres y niños se intercambian regalos unos a otros recordando el gesto de los magos de oriente que trajeron presentes al niño rey y aun más recordando el nacimiento de Jesús, el regalo de Dios al mundo. La música de la temporada es tanto solemne como alegre.  Se oyen cantar canciones como “Noche de Paz” y “Al Mundo Paz nació Jesús, Nació ya nuestro Rey”, “Venid Pastorcillos”, etc. Y también se oye cantar “Feliz Navidad, Prospero Año y Felicidad”, y otros como “Que bueno, llegó la Navidad Trayéndonos Alegría”, etc.  

A través de los años la gente ha cantado y el mundo bailado celebrando la llegada de la navidad -  pero las cosas han ido cambiando.  Aparte de los creyentes que todavía conservan dichos que declaran que “Cristo es la razón de la ocasión” y “De Cristo es la Navidad”, muchas personas celebran la temporada sin siquiera tener en cuenta que verdaderamente “Cristo es la razón de la ocasión” y que “navidad no es comer pasteles, ni comer lechón, sino que es tener a Cristo dentro del corazón”.  El mundo vive una navidad sin Cristo.  Para empeorar las cosas el mundo en el que vivimos se ha tornado muy hostil hacia todo lo que tenga que ver con el nombre de Cristo.  La frase tan popular “Merry Christmas” (Feliz Navidad posee el nombre de ‘Cristo’ y significa literalmente “feliz misa a Cristo”) ha sido declarada “políticamente incorrecta” de manera que al decirla se puede ofender a personas de ‘otras’ religiones.  La Casa Blanca este año no celebra “la navidad” sino la “época festiva”, niños en las escuelas se le prohíbe decir esa famosa frase, vestir colores que se identifiquen con la época y hasta se les quitan el cantar villancicos navideños.  

El mundo incrédulo está empujando por todos los medios para que la gente se olvide de una vez y por todas que la época navideña tiene algo que ver con Cristo, si especialmente con Cristo. Para ellos, hubiera sido mejor si Cristo jamás hubiera nacido.  Pero supongamos por un momento que eso hubiese sido cierto ¿Y qué Si Cristo No Hubiese Nacido?

Es posible que si Cristo no hubiese nacido:

  • No hubiera canciones como “Noche de Paz”

  • Tampoco hubiera fiestas de fin de año que recordaran que “Cristo es la razón de la ocasión” ni mucho menos que “de Cristo es la Navidad”. 

  • No hubiera decoraciones de luces ni flores que marcan la celebración tales como el árbol navideño que ha venido a representar la luz de Cristo en el mundo, no hubiera despliegues de las flores de pascuas

  • Los niños (tal como el niño Jesús) no correrían felices por las calles disfrutando sus regalos

  • No hubiera fiestas que proclamaran “Feliz Navidad, prospero año y Felicidad”

  • No se oirían cantar villancicos navideños, ni hubieran cultos en las iglesias dedicados a celebrar aquel momento tan inolvidable del nacimiento de Jesús. 

  • Y muy posiblemente, No hubiera dramas navideños, no viéramos los famosos ‘nacimientos’ que se exhiben en algunas casas, lugares públicos y en las iglesias.

Pero tal vez tampoco hubiera iglesias, pues a fin de cuentas las iglesias existen porque Cristo nació.  Y Cristo nació para formar “la iglesia”.  Cristo vino al mundo con un propósito el cual si no hubiera nacido no se hubiese podido llegar a cumplir.  Cristo nació expresamente para “salvar a su pueblo de sus pecados” y nos dice el escritor de Hechos que “Dios añade a la iglesia los que han de ser salvos”, así que si no hubiera habido una primera ‘navidad’ tampoco hubiera iglesias.

Si Cristo no hubiera nacido se perdería mucho más que canciones, flores, decoraciones, juguetes, fiestas y ‘comelatas’ navideñas.  PERO La perdida hubiera sido mucho más que todo eso puesto junto.  La perdida hubiese sido la muerte y condenación eterna de toda la humanidad.  La Biblia dice que la paga del pecado es la muerte y POR ESO vino Cristo, para “salvar a su pueblo de sus PECADOS” y por ende cumplir la paga de esos pecados. 

Esto es importante y es razón suficiente para seguir celebrando el nacimiento de Cristo porque si Cristo no hubiese nacido no hubiera salvación de pecados.  ¿Y como Cristo nos salva del pecado? Cristo nos salva de los pecados en cuatro etapas:

  1. Nos Rescata del Pecado: Al salvarnos Cristo nos “rescata” de la vida de pecado

  2. Nos declara Justos: Nos salva de las consecuencias eternas del pecado al declararnos justos ante Dios Padre

  3. Nos da poder sobre el Pecado: Nos salva del poder presente del pecado al poner su Espíritu en nosotros para que vivamos una vida de santidad y...

  4. Nos salva de la presencia del pecado: Cuando un día vuelva por nosotros y estemos por siempre viviendo en su presencia en santidad.

No importa lo que el mundo quiera hacer.  No importa cuantos se opongan al nacimiento del Salvador del mundo o cuantos lo nieguen.  Nosotros seguiremos predicando que Cristo nació un día muy especial.  Que Cristo vino a salvar a su pueblo de sus pecados y por su Gracia hoy somos un pueblo que ha sido salvado del pecado. Quiera Dios que usted y yo nunca olvidemos esa realidad tan importante.  Navidad es mas que luces y flores.  Es más que comida, fiestas y bailes.  Navidad es Cristo en el corazón de los hombres.  “Porque en ningún otro hay salvación” dice la Escritura.  Por eso su nombre es ‘YAHOSHUA’ (JESUS) que significa ‘JEHOVA SALVA ’ y hoy te quiere salvar ¡Pero para ser salvo tienes que CREER!

 

 Copyright/Derechos ©1999-2005 Jorge L. Trujillo
Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

Ministerios Vida Eterna, Inc.

http://www.vidaeterna.org

-------------------------*---------------------------

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al artículo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

Escrito y Predicado:  12/16/2005
(Reunión de Jóvenes)

Hit Counter