Ministerios .:: Vida Eterna ::. Ministries 

Doctrina | Misión | Visión | Políticas | Búsquedas | Contactos | Enlaces | Foros | Chat | Biblia |English

Sola Gratia - Sola Fide - Solus Christ's - Sola Scriptura - Soli Deo Gloria

     

 

Una Buena Pregunta

-por Jorge L. Trujillo


Salmos 15

1 Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
    ¿Quién morará en tu monte santo?


Normalmente la vida nos presenta situaciones y circunstancias que levantan alabanza, críticas en forma de comentarios u opiniones o tal vez interrogantes.   Hay quizás decenas de preguntas importantes que nos podamos hacer ante la vida.  Algunos andan preocupados con la idea de ¿Cómo hacerse ricos?  Otros quizás se preocupan por como mantenerse jóvenes y otros que han envejecido se preocupan por encontrar la manera de cómo recuperar la juventud perdida.

Proverbios 23:7  

“Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”

Es cierto, cada vez que alguien formula una pregunta podemos ver que es lo que le interesa en la vida.  Cuando una persona expresa lo que piensa abre su corazón al mundo.  Cristo dijo “de la abundancia del corazón habla la boca”. 

Como todos nosotros, el salmista David era una persona que también tenía sus preguntas e interrogantes.  En este día tenemos ante nosotros una pregunta formulada de dos formas.  Preguntas que se hacía David y por medio de la cual podemos ver lo que de veras le interesaba a David.  No en vano la Biblia dice que David era un hombre “conforme al corazón de Dios” (Hechos 13:22).  David se preocupaba por lo que le interesaba y lo que deseaba que a ‘OTROS’ también le interesara.  Quiera Dios que las grandes preguntas que tenemos ante nosotros nos ayudan a hacer una ‘auto-inspección’ que nos lleve a determinar si verdaderamente estamos en la verdad o si estamos viviendo en el ‘engañando’ a Dios – pero por supuesto Dios no puede ser engañado. 

La respuesta de David nos pone contra la pared y nos juzga.  Quiera Dios que pueda usted y yo ser pesados en balanza y no ser hallados faltos.  David hace dos preguntas a las que todos debemos prestar atención porque tienen que ver con mucho más que los bienestares temporales de esta vida. Tiene que ver más que el buen vivir, y el buen vestir. Estas preguntas sobrepasan largamente todas las cosas que puedan ser consideradas “valerosas” en este mundo.  Tiene que ver con nuestro bienestar espiritual y nuestro destino eterno.

Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo?

Salmos 15

(Salmo de David)

1 Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
    ¿Quién morará en tu monte santo?

  Salmos 24

(Salmo de David)

 3 ¿Quién subirá al monte de Jehová?
    ¿Y quién estará en su lugar santo?

===================================

“Jehová”

Lo primero que debemos notar es que David no el formula su pregunta a ningún “sabio” de la tierra ni algún líder religioso famoso del momento.  David va con su pregunta directamente a Dios. ¿Y quien mejor que Dios para contestar las preguntas concernientes a El y al destino eterno del hombre?  ¿Quién mejor que Dios para hablar sobre las cosas que tienen que ver con el bienestar espiritual de cada uno de nosotros?  En Dios existe la sabiduría sin límites, pero no solamente existe sabiduría sino que en el existe verdad.  NO, Dios nunca nos dará contestaciones que “agradan” al oído.  Las contestaciones de Dios van dirigidas a la necesidad y prepararnos de la manera correcta para que podamos analizar si nuestra vida es recta delante de El.

========

LAS PREGUNTAS

¿Quién habitará... / Quién morará...?

La palabra “habitará” nos habla de vivir continuamente en forma de “morada” bajo la protección de Dios y participando de la comunión divina. Como dice el Salmo 23: “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.”

Y lo vemos también en el Salmo 27:

“Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.”

“En Tu Tabernáculo”

El Tabernáculo es el símbolo de la presencia de Dios.  Es el lugar donde Dios se hace presente, el lugar donde se experimenta la comunión con El.  Donde hay una relación de adoración por su grandeza y donde se experimenta la bendición de su alabanza.

    “en tu monte santo”

Cuando la Biblia nos habla de “Santo Monte” se refiere al lugar donde está Dios.  Literalmente donde al habita.  Es referencia a “los cielos”.  En el Salmo 34:3 dice Con mi voz clamé a Jehová, Y él me respondió desde su monte santo.”  En el Antiguo Pacto era representado en la tierra por Jerusalén pero ahora es representado por “la Iglesia”.

Salmo 24

¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo?

===================================

LA RESPUESTA DIVINA

Primero tenemos que entender que la respuesta dada a David y a nosotros NO ES una formula para “subir al santo monte”.  Lo que se nos presenta es la descripción de los que “subirán” al santo monte.  La pregunta no es “como” sino “quienes”.  Estas son una lista de características que nos indican si nosotros somos de aquellos que “subirán al santo monte de Jehová”.  Y estas características son las que describen a todos aquellos que han puesto su vista y confianza en Cristo Jesús.

===================================== 

Salmos 15

2 El que anda en integridad y hace justicia,
    Y habla verdad en su corazón.

Salmos 24

4 El limpio de manos y puro de corazón;
    El que no ha elevado su alma a cosas vanas,


=====================================

“SUS ACCIONES SON LIMPIAS”

“El limpio de manos” nos habla de los que obran correctamente, esos son aquellos que “andan con integridad y hacen justicia”.  El andar del  Cristiano es distinto al mundo, es un andar que se identifica por la “integridad”.  La integridad tiene que ver con pureza de corazón y motivos correctos en todo tiempo.  El Cristiano no tiene “doble agenda” es puro en su proceder en todo tiempo.  Esto nos debe mover a preguntarnos como andamos, como procedemos en la vida ante las distintas situaciones que se nos presentan.  Como pensamos, como obramos.

La segunda parte de la respuesta dice “El que no ha elevado su alma a cosas vanas,”.  Cosas vanas son las cosas que perecen en esta tierra.  Si lo que llena nuestro corazón son las cosas terrenales y las cosas “del mundo” tenemos que revisarnos y corregir nuestro caminar. No estamos procediendo como debiéramos.  El salmo 25 dice “a ti Dios levantaré mi alma”.  

===============================

Salmos 15

2 El que anda en integridad y hace justicia,
    Y habla verdad en su corazón.

 3 El que no calumnia con su lengua,
    Ni hace mal a su prójimo,
    Ni admite reproche alguno contra su vecino.

 

Salmos 24

    Ni jurado con engaño.

  5 El recibirá bendición de Jehová,
    Y justicia del Dios de salvación.


===============================

“SUS PALABRAS SON PURAS”

“Sea Dios verás y todo hombre mentiroso” dice la Escritura.  Es cierto que en la boca de los hombres prevalece la mentira pero los hombres que han sido transformados por Dios no deben darse al engaño y la mentira.  Yo no creo que existen Cristianos mentirosos porque la Biblia dice que “los mentirosos tendrán su parte en el lago de fuego”.  Muchas veces las personas se enfocan el idolatría y la fornicación y la hechicería pero olvidan que “la mentira” esta condenada junto con esas otras cosas en el mismo verso.

Apocalipsis 21:8

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Esto es algo que los Cristianos tenemos que tomar en serio.  Yo no estoy refiriendo a que usted un día se le fue una que otra mentira, pero si usted vive la vida mintiendo y miente con facilidad, usted debe preocuparse por eso.

===============================

Salmos 15

 4 Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen a Jehová.
    El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia;

===============================

 “SU PROCEDER ES RECTO”

El que no llama al bueno malo ni llama al malo bueno.  El que desprecia al vil y al perverso y da honra y prefiere a LOS QUE TEMEN A JEHOVÁ.  El Apóstol Pablo nos dice “prefiriéndoos los unos a los otros” a los de la familia de la fe.  Las personas que temen a Dios deben ser personas tenidas en alta estima.  Vivimos en tiempos donde “el temor de Dios” se ha perdido, donde las personas piensan que Dios no le importa su conducta.  Las iglesias están invadidas de miembros y predicarores que carecen del temor de Dios.  Gente que no busca el bien del prójimo sino que “su dios es el vientre”.  Que hacen mercadería del pueblo con palabras fingidas y no temen a Dios.  Que toman los púlpitos y las iglesias para hacer chistes, traer espectáculos y decir mentiras pero el temor de Dios no está en el corazón de ellos. 



===============================

Salmos 15

5 Quien su dinero no dio a usura,
    Ni contra el inocente admitió cohecho.

===============================

LA JUSTICIA 

La justicia y la equidad describe a los que habitarán en el monte santo, a los que estarán para siempre en el tabernáculo de Jehová.  No hay Cristianos “injustos” ni “pillos”.  Los Cristianos no favorecen al culpable ni admiten “cohecho” contra el inocente. 

 

CONCLUSIÓN

===============================

Salmo 15

    El que hace estas cosas, no resbalará jamás. 

Salmos 24

6 Tal es la generación de los que le buscan,
    De los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob.

===============================


Los que viven de esta manera “no resbalarán jamás”.  Los hijos de Dios viven “con firmeza”.   Están firmes en Dios y reconocen que esa firmeza viene de JESUCRISTO, el único perfecto que ha pisado la tierra, y los que en el están son justos.  Por eso, el salmista dice que tales palabras describen “la generación de los que buscan a Dios, los que buscan el rostro del Dios de Jacob”.  Esa es nuestra generación, nuestro linaje. Un linaje distinto sobre la faz de la tierra, un linaje que “subirá al monte de Sión, a su lugar santo”.  Somos un pueblo adquirido por Dios vivir en santidad y que anuncia las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Pero, es posible que haya alguien aquí que no esté caminando de “tal” manera.  Quizás hay alguien que se ha dado cuenta que en realidad su vida no tiene nada o muy poco que ver con las características que aquí se han mencionado.  De ser así son es imposible que usted se pueda hallar entre los que habitarán en el tabernáculo de Dios y subirán a su monte santo. Si eso es así, usted es un pecador o una pecadora caminando a la condenación eterna y no camino al cielo.  Esas son malas noticias.  Pero también tengo buenas noticias en esta hora.  El “evangelio” significa eso mismo, “buenas noticias”.  Usted puede poner su fe en Cristo en este mismo momento y pedirle que le lave con su sangre preciosa y que perdone TODOS sus pecados.  La Sangre de Cristo nos limpia de TODO pecado.  Pídale a Dios que le haga parte de su pueblo y comience a vivir y experimentar los frutos que tienen TODOS aquellos que han sido redimidos por la sangre de Cristo.  Entonces usted también podrá regocijarse junto con el pueblo de Dios que habita en el tabernáculo y que sube al monte santo. ¡AMEN!

 

Escrito y Predicado:  Febrero 10, 2006.  

 

 Copyright/Derechos ©2006 Jorge L. Trujillo
Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

Ministerios Vida Eterna, Inc.

http://www.vidaeterna.org

-------------------------*---------------------------

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al artículo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

 

Hit Counter